Ventura Rodríguez
Fuente de Cibeles. 1782. Plaza de Cibeles. Madrid
Foto: jl.cernadas

Para muchos aficionados al Real Madrid la Cibeles es ese lugar de encuentro y celebración de los títulos conseguidos por su club de fútbol, como el pasado jueves.

La Fuente de la diosa Cibeles es un monumento ubicado en la plaza homónima que representa a la diosa Cibeles sentada en un carro tirado por leones.

El proyecto fue diseñado en 1777 por el arquitecto Ventura Rodríguez, quién también diseñara las otras dos fuentes del Paseo del Prado: las fuentes de Apolo y Neptuno. Las tres fuentes monumentales son consideradas obras maestras del neoclasicismo.

La escultura de la Diosa Cibeles fue esculpida por Francisco Gutierrez, los leones por Roberto de Miguel y la ornamentación por Miguel Ximénez.

Vista aérea
Rubenvike

El monumento representa a la diosa Cibeles, símbolo de la tierra y la fecundidad, portando un cetro y una llave en las manos, y con una corona en forma de muralla, símbolo de que gobernaba sobre las montañas y todas las fuerzas de la naturaleza. Se representa sentada sobre un carro que simboliza la superioridad de la madre naturaleza sobre todo.

La construcción del monumento finalizó en 1782. Desde 1792 la fuente suministraba agua potable a los ciudadanos de Madrid. Tenía dos caños rústicos: uno del que se surtían los aguadores que llevaban el agua a los distintos barrios de Madrid y otro para el público de Madrid. Las caballerías bebían directamente del pilón.

Hacia 1895 la fuente se trasladó unos metros hacia el centro de la plaza, aunque su función era ya meramente ornamental al tener la mayoría de las viviendas de Madrid acceso a agua corriente.