William Blake
William Blake. 1795. Grabado al Aguafuerte (Monotipo). Collection tate Britain
Foto: Wikipedia

Este grabado de William Blake, pintor, grabador y poeta británico representa a Isaac Newton.

La técnica utilizada es de grabado al aguafuerte aunque en este caso se trataría de un monotipo, pues el artista hizo todo el proceso de creación de la plancha de grabado y tras la impresión de un único ejemplar destruyó la plancha, de ahí el nombre de monotipo.

La obra, fechada en 1795, representa a Newton desnudo y sentado sobre una roca cubierta de algas en el fondo del mar. La postura es muy forzada, incluso llegan a confundirse la roca y la figura, que parece una continuación de la propia roca.

Eduardo Palozzi
Eduardo Paolozzi. 1995
Foto: TheCreativePenn

Isaac Newton aparece revisando unos diagramas, absorto y dibujando sobre ellos con un compás. Los diagramas están plasmados en un rollo de tela que parece salir de debajo de la roca. El compás es un motivo recurrente en la obra de William Blake, como ya representó en “The Ancient Days“.

Lo que en un principio pudiera parecer un homenaje al científico inglés como se pensó en los primeros estudios de la obra, más bien podría tratarse de lo contrario.

William Blake fue un hombre de profundas convicciones religiosas y se opuso en vida al racionalismo y a la explicación científica de algunos fenómenos del Universo, como la teoría de la gravitación universal de Newton.

Su estética visual es claramente neoclasicista, fruto de su formación artística a finales del siglo XVIII. Sus figuras, muy corpulentas en su musculatura y colocadas en posturas casi imposibles, con grandes escorzos y tensión muscular recuerdan a Miguel Ángel.

Su pintura está basada en visiones fantásticas de rico simbolismo, fruto de su condición de poeta y su tendencia a la sugestión y al uso de la imaginación y las metáforas para plasmar el signifiacdo de una escena. Esta cualidad le permitió aplicar su arte pictórico a ilustrar obras como La Divina Comedia, El Paraíso Perdido de Milton o Las Noches Perdidas de Edward Young.