Vista aérea de Roma
Gian Lorenzo Bernini. 1667. Ciudad del Vaticano
Foto: usuario Flickr marfis75

Cuando a principios del siglo XV se establece de nuevo Roma como sede papal, se plateó la reconstrucción de la basílica paleocristiana de San Pedro, que en ese momento se encontraba muy deteriorada.

Tras una serie de proyectos de reconstrucción del edificio antiguo planteados por arquitectos como Alberti o Rosellino, el Papa Julio II propone la construcción de una Basílica nueva en 1505.

Una serie de proyectos sucesivos de Bramante y Rafael Sanzio aportaron algunas de las propuestas que luego incluiría Miguel Ángel en el edificio definitivo.

En su contrucción, que se dilataría entre 1506 y 1629, participaron los siguientes arquitectos (en orden cronológico): Bramante, Rafael, Sangallo “el joven”, Miguel Ángel, Vignola, Fontana, Maderno y Bernini.

Bernini
Columnata (detalle)
Foto: David Lacarta

Como remate del conjunto arquitectónico se proyectó una reforma urbanística que  pretendía integrar y relacionar la Basílica con la ciudad de Roma: la plaza de San Pedro.

La plaza, proyectada y concluida por Bernini en 1667, se abre a la vía della Concilliazione, desde el Tíber hasta la fachada de la Basílica, que al estar situada en lo alto de la colina del Trastévere refuerza la idea de “ascensión” a un lugar sagrado.

De forma trapezoidal, la plaza se ensancha progresivamente en dirección a la fachada mediante una doble columnata elíptica que configura el espacio previo a la entrada del edificio.

Las columnatas están formadas por 284 columnas de mármol travertino de 16 metros de altura. Las hileras de columnas están coronadas por una balaustrada sobre las que se colocaron 140 esculturas de santos de todas las épocas y lugares.

El obelisco traído por el Papa Sixto V desde Egipto y dos fuentes monumentales en cada foco de la elipse completan el conjunto urbanístico de la plaza.

La Basílica de San Pedro del Vaticano, la Plaza y el complejo general de los Museos Vaticanos son en sí mismos, y contienen, algunas de las mayores y más importantes obras de arte de la humanidad.