Mary Cassat. 1893. Óleo sobre lienzo. 118 x 90. National Gallery o art de Washington
Foto: wikimmedia

Mary Stevenson Cassatt (1844-1926) es una de las pintoras norteamericanas más importantes.

Educada en el seno de una familia burguesa recibió una educación itinerante debido al trabajo de su padre, que les obligaba a viajar constantemente.

Pasó 5 años viajando por diferentes capitales europeas, como Londres, París o Berlín, lo que le permitió aprender idiomas, además de música y dibujo.

Como no se permitía a las mujeres matricularse en la Escuela de Bellas Artes de Paris, estudió con diversos artistas y realizó numerosas copias en el Museo del Louvre.

Una constante de sus cuadros es el interés por reflejar la sensibilidad de los personajes, como en este caso la relacion maternofilial entre la madre y su bebe, incluyendo gestos, actitudes y posturas típicas de una madre con su hijo.

Todo en la obra de Mary Cassat está imbuido de lo femenino, con una estética muy característica y el interés por representar a una mujer independiente y moderna, sin que ello signifique perder su feminidad. En este caso, el hecho de contratar a un barquero para salir a navegar sin más compañía que la de su hijo.

Es interesante el contraste de colores que utiliza, como en el blanco y el amarillo de la barca, así como la perspectiva, adoptada de los grabados japoneses, y que pudo ver en las colecciones que tenían algunos de los impresionistas con los que expuso en París.

El estudio de los grandes maestros, y las indicaciones del que ella consideraba que era su maestro, Camille Pisarro, hicieron que su estilo fuera madurando. En 1872 consigue que el jurado acepte una obra suya para ser expuesta en el Salón de París.

En 1874 se instala en París, donde conoció de cerca la gestación y desarrollo del movimiento impresionista, que en 1877 ya le permitió exponer junto a ellos, tras haber sido rechazada para participar en el Salón oficial de París de ese mismo año. Permanece con los impresionistas hasta 1886.

La década de 1890 fue la época más creativa de Cassatt; exponiendo regularmente en las galerías neoyorquinas y convirtiendose en asesora de coleccionistas y una referencia en el mundo del arte de su época.