The Parthenon
Fidias. 447 a.c. Acrópolis de Atenas
Foto: Antonio CE

El Partenón es el principal y más conocido templo de la acrópolis de Atenas, hasta el punto de constituirse en un icono de la misma, de la ciudad e incluso del país en su totalidad.

Se trata de un templo dórico dedicado a la diosa griega Atenea Partenos, protectora de los atenienses.

El Partenón fue construido entre los años 447 y 432 a.c., año en que se colocaron las esculturas del frontón que remataron el edificio, como agradecimiento a la diosa Atenea tras su victoria frente a los persas.

La práctica totalidad del edificio se construyó con mármol del monte pentélico y se levantó sobre las ruinas de un templo anterior destruido por los persas durante las guerras médicas.

El proyecto fue iniciado en época de Pericles y su responsable principal fue Fidias, arquitecto y escultor ateniense autor de la decoración escultórica y de la gran estatua de Atenea del interior. Los arquitectos Ictinos y Calícrates fueron los responsables de materializar la estructura bajo las ordenes de Fidias.

La decoración escultórica de las metopas incluía temas como la centauromaquia o la guerra de Troya. Los tímpanos incluian escenas mitológicas: en la fachada principal del edificio, el nacimiento de Atenea, y en la otra la lucha entre Atenea y Poseidón por ganarse el favor de los atenienses.

El friso mostraba la representación de un festival religioso: la procesión de las Panateneas, que incluye figuras de dioses, bestias y de más de trescientos seres humanos.

La gran escultura criselefantina de Atenea Partenos, que estaba situada como pieza central en el interior del templo, medía doce metros de altura y se calcula que para su elaboración se necesitaron 1.200 kg. de oro y marfil.

Con el paso de los años el Partenón conservó su carácter religioso pasando a ser iglesia bizantina y posteriormente mezquita. En el siglo XVII fue utilizado como depósito de pólvora y sufrió una explosión que destruyó gran parte del edificio.

En el siglo XIX, la decoración de las metopas, frisos y frontones fue expoliada y vendida por el embajador británico en Estambul al Museo Británico, sonde se expone en la actualidad.