Románico
VV.AA. 1173-1372. Piazza dei Miracoli. Pisa
Foto: PictFactory

El célebre campanile de la catedral de Pisa, conocido como la torre inclinada de Pisa, es una de las construcciones más famosas de Italia.

La función de la torre era la de servir de campanario a la Catedral, que tradicionalmente en Italia se disponían en edificios independientes anejos a las mismas.

Su construcción se dilató muchos años debido a los problemas estructurales que presentó desde un principio. Unos cimientos insuficientes y un terreno arcilloso e inestable fueron los principales motivos por los que la torre comenzó a inclinarse desde los inicios de su construcción.

La altura de la torre es de algo más de 55 metros, divididos en 8 niveles: un basamento de arcos ciegos con 15 columnas, 6 niveles con una columnata externa y un campanario como remate.

Su construcción, completamente de mármol y en estilo románico, se divide en tres etapas. La primera de ellas, entre 1173 y 1178, en la que se levantó el basamento y los dos primeros pisos. Se atribuye esta primera etapa constructiva al supuesto diseñador de la torre, Bonano Pisano.

Piazza dei Miracoli
Foto: jrgcastro

La segunda etapa se inició en 1272 de manos del autor del cementerio que se incluye en el conjunto monumental de la Piazza dei Miracoli. Se construyen 4 plantas adicionales. Para contrarrestar la inclinación que ya tenía la torre estas plantas no se construyeron completamente rectas.

En 1372 Tommasso di Andrea Pisano construyó la última planta que albergaría el campanario. Esta intervención es muy importante porque aunque se hizo en época y estilo gótico, el arquitecto supo combinar armónicamente los elementos de este estilo con el estilo románico de la torre.

Tres etapas constructivas muy separadas en el tiempo que fueron la clave para que no se derrumbara en ningún momento. Tras finalizar cada etapa constructiva la torre se inclinaba un poco más, pero también permitía que se asentara en el terreno.

El conjunto monumental de la Piazza dei Miracoli, formado por la Catedral con el campanile, el Baptisterio y el Cementerio monumental,  fue declarado patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco en 1987.