Fra angélico
Fra Angélico. 1430. 194 x 194. Temple sobre tabla. Museo del Prado. Madrid
Foto: Wikimmedia

Este retablo conservado en el Museo del Prado es obra de Guido di Pietro da Mugello (1400-1455), más conocido como Fra Angelico.

La obra, pintada al temple sobre tabla fue concebida para la iglesia del convento de Santo Domingo de Fiesole (Provincia de Florencia).

Fechada hacia 1430 es una pintura concebida en un estilo de tránsito entre la pintura Gotica y la nueva pintura Renacentista, de la que se aprecian algunas características como la luz, el color y la perspectiva.

La tabla está dividida en dos partes: la parte superior de mayor tamaño en la que se desarrolla el tema principal de la obra y la parte de abajo en la que encontramos una banda horizontal que contiene cinco escenas.

El tema principal es la anunciación, tal y como se recoge en el Nuevo Testamento. La escena tiene lugar en un pórtico abierto en dos de sus lados, que recuerda al hospital de los Inocentes que levantó Filippo Bruneleschi en Florencia.

En la fachada el pórtico vemos un medallón con una efigie de Dios Padre.

Coloca a la Virgen María leyendo un libro en la parte derecha, cuando la mano de Dios, que asoma desde el cielo, envía un rayo con la paloma del Espíritu Santo hasta el oído de María, simbolizando el momento exacto de la concepción.

Entrando desde la izquierda de la estancia aparece el arcángel Gabriel para comunicarle la noticia a la Virgen María. Ambas figuras se muestran ricamente vestidas y presentan los cabellos rubios, de piel blanca y con las extremidades alargadas y finas.

A la izquierda una representación de la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, y que sitúa delante del pórtico. Ambas figuras aparecen vestidas con pieles y en actitud de arrepentimiento y sumisión. De esta manera representa el principio y el final del pecado, representado en la escena de la expulsión del paraiso y de la redención del hombre a través del hijo de la Virgen María respectivamente.

El friso banco de la tabla, conocido como predela, incluye 5 escenas de la vida de la Virgen: Nacimiento y desposorios de María, Visitación, Epifanía de Jesús, presentación en el Templo y el tránsito del alma de María tras su muerte.