Canaletto
Giovanni Canal “Canaletto”. 1730. Óleo sobre lienzo. 119 x 153. Musée du Louvre. París
Foto: dalbera

Venecia ha sido desde siempre fuente de inspiración para artistas de todas las épocas. Su situación estratégica y la gran riqueza que generaban los comerciantes de la ciudad permitió además que se desarrollara una burguesía muy pudiente y de gustos refinados que atrajo a los más prestigiosos artistas.

Giovanni Antonio Canal, más conocido como Canaletto (1697-1768), se hizo famoso por sus vistas de venecia, configurando un género pictórico que alcanzaría gran popularidad en ésta y épocas sucesivas: las vedutas.

Las vedutas son vistas urbanas reflejadas con realismo para que las gentes se deleitaran con la belleza de los rincones de Venecia, que Canaletto y artistas posteriores no tendrán ningún reparo en alterar con objeto de embellecer el resultado final.

En este caso representa una vista de la entrada en el Gran Canal y a la derecha una vista parcial de la iglesia de Santa María Della Salute, una de las construcciones venecianas más emblemáticas y sorprendentes, construida por Baldassare Longhena para conmemorar el final de la epidemia de peste que asoló la ciudad en 1630.

La perspectiva sobre elevada amplia la panorámica del paisaje y potencia la monumentalidad de la iglesia, que es la verdadera protagonista del cuadro.

Canaletto consigue plasmar un momento cotidiano en esta parte de la ciudad, en el que las gentes pasean, navegan con sus góndolas o realizan su trabajo, todo ello envuelto en la atmósfera limpia y luminosa de un día despejado.

El colorido que utiliza es suave pero al estar bañado por la luz típica de esta ciudad del adriático intensifican sus tonalidades y su brillo. La temática de las obras es intrascendente alejándose de la pintura Barroca, cuyo contenido moralizante y educativo al servicio del mensaje de la iglesia era mucho más compleja temáticamente. Estos paisajes urbanos no son más que eso, representaciones de lugares en momentos determinados a modo de fotografía de un momento concreto.

Sus obras poseen un estilo propio e inconfundible en el que su dominio de la luz y la perspectiva, otorga a sus visiones urbanas una nitidez y una luminosidad muy personal.