Bernardo Belloto
Bernardo Belloto. 1760. Óleo sobre lienzo. 135 x 213. Kunsthistorisches Museum. Viena
Foto: Roger4336

Esta panorámica de la ciudad de Viena es obra del sobrino del Canaletto, Bernardo Belloto (1721- 1780), pintor que tras aprender en el taller de su tío se especializó en este tipo de vistas y paisajes urbanos.

La parte de una serie de 13 vistas de la ciudad que el pintor hizo por encargo de Eugenio de Saboya para la Emperatriz María Teresa entre 1758 y 1760.

En esta obra el punto de vista se sitúa en el alto Belvedere. La perspectiva del cuadro está tomada desde un punto de vista muy cercano al suelo permitiéndonos, por la situación sobre elevada de esta zona del palacio, contemplar toda la panorámica de la ciudad.

En primer plano vemos el cuadro dividido en dos partes: a la izquierda el estanque de los jardines del palacio Schwarzenberg y a la derecha los jardines del Belvedere, ambos espacios separados por un gran seto.

Descubrimos en el horizonte urbano construcciones como la iglesia de San Carlos Borromeo, a la izquierda del palacio Schwarzenberg, el convento de las monjas salesas con su gran cúpula a la derecha del bajo Belvedere (al fondo de los jardines) y la catedral de San Esteban con su gran aguja gótica en el centro del cuadro y al fondo.

El autor nos “esconde” las murallas de la ciudad, tan importantes para defender a la ciudad de los numerosos asedios que sufrió a lo largo de los siglos, y que estaban sobre el actual Ringstrasse, avenida circular en torno a la cual se organiza el crecimiento de la ciudad.

Las vistas de Belloto destacan por la precisión geográfica, la exactitud de su perspectiva arquitectónica, el colorido sombrío y una atmósfera nítida bañada por una luz cálida, que le confería a sus vistas un carácter y estilo muy personales, que le convirtieron en uno de los paisajistas más destacados del siglo XVIII.