Colosseum
Dinastía Flavia. 70 d.c. Roma
Foto: anieto2k

El Coliseo de Roma, también conocido como anfiteatro Flavio, es una de las construcciones romanas más conocidas, espectaculares y visitadas de Roma.

Fue promovido y construido por la dinastía Flavia, que pretendió levantar un edificio de espectáculos dimensionado al tamaño de la Roma de la época, que se calcula que tendría en torno al millón de habitantes.

Su otra denominación, Coliseo, viene del nombre en latín Colosseum que aludía a una estatua de Nerón de tamaño colosal que estaba al lado del anfiteatro y que estuvo en el patio del palacio del emperador: la Domus Áurea de Nerón, destruida y expoliada tras su muerte.

Arena
Stringbot

El edificio es una construcción ovalada con un perímetro exterior de 525 metros y una altura máxima de 57 metros.

La arena del coliseo, el lugar donde se celebraban las luchas de gladiadores, es un ovalo de 75 x 44 metros que consistía en una gran plataforma de madera cubierta de arena.

El subsuelo era un complejo laberinto de túneles y estancias que alojaban a los gladiadores, a los animales y la maquinaria utilizada en los festivales.

El graderío contaba con 80 filas de gradas y estaba organizado en pisos reservados para las diferentes clases sociales. De abajo hacia arriba: el primero de ellos era el podium, donde se sentaban los romanos ilustres, el maenarium primum para aristócratas, el imum, para ciudadanos ricos, el summum, para los ciudadanos pobres y finalmente en lo más alto una zona de madera y sin asientos reservada a mujeres pobres.

El acceso desde los pasillos hasta las gradas se producía a través de los vomitorios, por los que circulaban los casi 50.000 espectadores de aforo que tenía el Coliseo.

Cavea
Pandahaccer

En la parte superior se situaba el velario, una estructura metálica que sostenía una cubierta de tela de lino desplegable para proteger a los espectadores de las inclemencias del tiempo.

El Coliseo albergó espectáculos como peleas de animales, ejecuciones de prisioneros, pero sobre todo lucha de gladiadores o munera. Se cree que pudieron llegar a representarse escenas navales, para lo que inundaban la arena y la utilizaban a modo de piscina.

El edificio dejó de ser usado como edificio de espectáculos en el siglo VI. Posteriormente fue fábrica, viviendas, fortaleza y cantera de la que se extrajeron muchísimos materiales pétreos para otras construcciones romanas.

Fue convertido en santuario cristiano en honor a los mártires que murieron en el, lo que contribuyó a su conservación hasta la actualidad.