Louis le Vau
Luis Le Vau. 1661. Versalles. Francia
Foto: Wikimmedia

El Palacio de Versalles fue residencia de la monarquía francesa hasta que el 6 de octubre de 1789 fue tomada por el pueblo durante la Revolución Francesa.

El origen del Palacio lo encontramos en un pabellón de caza edificado por Luis XIII.

Sin embargo el verdadero creador de la residencia real tal y como la conocemos en la actualidad y que fue modelo de construcción palaciega para todas las monarquías europeas fue Luís XIV.

Luís XIV no se encontraba seguro ni a gusto en París, por lo que decidió construir un palacio que fuera en si una pequeña ciudad, en la que se pudiera alojar toda la corte.

Petit trianon
Wikimmedia

En su época de máximo esplendor llegaron a vivir en el Palacio más de 20.000 personas.

A la construcción existente le añadieron dos alas laterales para dar prestancia al jardín y conformar el actual patio de armas que precede a la entrada del castillo.

Se construye una nueva fachada que da al jardín, un piso noble de doble altura y un tercer piso a modo de ático coronado por esculturas.

Posteriormente se añadió en el ala norte del edificio una capilla real, obra de Jules Hardouin Mansart, que la diseñó incluyendo en el segundo piso una tribuna desde la que la familia real asistiría a misa.

El jardín del Palacio ocupa una extensión de 800 hectáreas (7 millones de metros cuadrados) 20 Km. de caminos, 200.000 árboles, 35 a.m. de canalizaciones de agua para las fuentes y los sistemas de riego, y pequeñas construcciones como el Grand y el Petit Trianon.

Se trata de un jardín muy racionalista y ordenado en el que se suceden los estanques, las fuentes y los grupos escultóricos.

Conforme nos alejamos del edificio, los jardines vana abandonando su clasicismo francés y se hacen algo más salvajes, tal y como era del gusto británico, en el que la vegetación se coloca estratégicamente para que parezca un entorno natural, aunque no lo sea.

Neptuno
AiresAlmedia

Más allá del valor artístico de Versalles, donde participaron numerosos artistas, su verdadera aportación fue la de crear un modelo de residencia real en la que a un cuerpo principal se añaden alas laterales, configurando un patio de armas en la parte delantera y situando un jardín en la parte posterior para el esparcimiento de la corte y la familia del rey.

La configuración interior también fue muy imitada, y consistía en un piso noble de doble altura y una sucesión de estancias que se abren a un pasillo longitudinal que recorre todo el interior del edificio.