Antoni Gaudí
Antoni Gaudí. iniciada en 1882. Barcelona
Foto: Wikimmedia

La sagrada familia es la obra más conocida de Antoni Gaudí en Barcelona, su obra más ambiciosa y el máximo exponente de su concepción arquitectónica.

Se trata de un templo expiatorio, la gran basílica católica de Barcelona, consagrada como basílica menor (inacabada) por Benedicto XVI en 2010.

La obra fue encargada inicialmente al arquitecto Francisco de Paula del Villar y Lozano, quién la inició en estilo neogótico. Cuando Gaudí asume la dirección de las obras, tras la renuncia de Francisco de Paula en 1883, el diseño del edificio fue replanteado hacia un estilo más gaudiniano.

Gaudí trabajó intensamente en esta obra durante 43 años, los últimos 15 de su vida de forma exclusiva, llegando a ver concluida una de las torres, la de San Bernabé, y la portada del nacimiento.

Gaudí no dibujaba planos y maquetas exhaustivos de sus proyectos. Hacía dibujos, esbozos y maquetas con volúmenes muy simples. El edificio estaba en su cabeza y lo iba replanteando conforme se iba construyendo.

Para diseñar la Sagrada Familia la concibió como a como si fuese un bosque, con un conjunto de columnas divididas en diversas ramas para sustentar una estructura de bóvedas entrelazadas.

La iglesia, en planta de cruz latina con siete capillas absidiales, un crucero de tres naves con las portadas del nacimiento y la pasión en sus accesos y un cuerpo principal de 5 naves con el portal de la gloria como acceso principal a la basílica, y una cripta bajo el ábside.

En planta tiene unas dimensiones de 110 x 80 metros, con una superficie edificada de más de 4.500 m2.

Cuando finalice la obra el templo contará con un total de 18 torres: cuatro en cada pórtico dedicadas a los apóstoles, una en el ábside del cimborrio dedicada a la virgen y en el cimborrio central, 4 torres dedicadas a los evangelistas, con una gran torre central de más de 170 m de altura dedicada a Jesús.

Gaudí concibió un templo para el culto religioso, adaptando todos los elementos estructurales e iconográficos a liturgia católica.

Su finalización está prevista para 2025, aunque temas de la importancia de la reordenación urbana del entorno todavía están pendientes de resolver.