El Pilar de Zaragoza
Herrera el Mozo. 1681-1961
Foto: Wikimmedia

Según la tradición se trata del primer templo mariano de la cristiandad, ya que fue fundado el día que la Virgen María se presentó a Santiago el Mayor, concretamente el 2 de enero del año 40 de la era cristiana, trayéndole desde palestina un pilar de jaspe que dio nombre a la virgen que hoy día veneramos.

El actual templo tiene su origen en una pequeña iglesia mozárabe del siglo IX, al que le sucedieron otras construcciones, ampliaciones y reconstrucciones, hasta que el virrey de Aragón, Don Juan de Austria, promoviera hacia 1670 la construcción de un templo en estilo barroco.

El diseño del actual edificio fue obra del por aquel entonces arquitecto real Francisco Herrera el Mozo, quién comenzaría las obras en 1681.

En 1730 se amplía el edificio hasta alcanzar las medidas que tiene en la actualidad y en 1765 se culmina su principal aportación interior: la Santa Capilla diseñada por Ventura Rodríguez.

Otras aportaciones fueron las cúpulas que le dan ese aspecto bizantino, que fueron concluidas a finales del siglo XIX, y las torres cuya finalización data de 1961.

Estructura piramidal con la Virgen en lo alto que se dispone cada 12 de octubre para contener las flores que se entregan a la Virgen el dia de la ofrenda
Ofrenda de Flores
Foto: tuitearte

La basílica se articula en tres naves, la central más ancha, atravesadas por siete tramos que descansan sobre gruesos pilares, en los que asientan todas las cúpulas que soporta la techumbre del templo.

En total cuenta con 11 cúpulas con tejas vidriadas de colores verdes, amarillos, azules y blancos. La más grande se ubica en el centro, en la confluencia de la nave central con el tramo central del edificio.

La flanquean dos cúpulas medianas en esta misma nave central y cuatro cúpulas menores rodeando a cada una de estas dos cúpulas.

En los muros laterales se abren capillas laterales cubiertas con cúpulas sobre pechinas y bóvedas rebajadas con linterna.

La Santa capilla está en el extremo Este del edificio, mientras que en el extremo Oeste, y a los piés del altar mayor, encontramos un magnífico coro tallado por Esteban de Obray, Juan de Moreto y Nicolás Lobato entre 1542 y 1548

Se trata de una sillería de tres hileras con un total de 138 sitiales dispuestos en forma de grada, en cuyos respaldos se despliega uno de los programas iconográficos en mediorrelive dedicados a pasajes de la historia de la Virgen María y la Pasión de Cristo más completos del renacimiento español.

Las decoración de la fachada Sur, la que da a la plaza de las catedrales, es de época reciente. Se trata de un proyecto de Teodoro Ríos, que se ejecutó a mediados del siglo XX.

Teodoro Ríos intentó con esta nueva aportación romper la monotonía del muro adosando enormes pilastras de orden gigante en todo el perímetro, y que interrumpe enmarcando los pórticos de acceso en frontones triangulares sostenidos por columnas gigantes de orden corintio.