Historia del arte, arte, arquitectura, catedral mezquita, reconquista, gotico, renacentista, isabelino, plateresco, barroco, tardobarroco, neoclásico, torre, girola, naves, terceletes, bóvedas de crucería, pilares fasciculados
Siglo XIV – XV. Murcia
Foto: tuitearte

Nuestra píldora ciega es la catedral gótica de una diócesis española.

Como ocurre con muchas de las catedrales de nuestro país vemos en ella impronta de varios estilos artísticos diferentes en las distintas ampliaciones, modificaciones de la obra original y añadidos que se fueron sumando al edificio con el transcurrir de los siglos.

Este edificio se empieza a construir un siglo después de haber reconquistado la ciudad a los musulmanes. Como en muchos casos se utiliza el espacio que ocupaba la anterior mezquita mayor de la ciudad para levantar la nueva catedral cristiana, que hasta ese momento sería utilizado como lugar de culto para los cristianos de la ciudad.

La nueva catedral se inicia en al siglo XIV y su construcción se dilata hasta el último tercio del siglo XV.

Es un templo de tres naves rematado en un ábside o cabecera con girola a la que se abren capillas laterales, algunas de las cuales son consideradas joyas de la arquitectura y la decoración gótica de nuestro país. Es, por su morfología, una típica construcción del gótico castellano.

Los arcos de las bóvedas y las portadas de la época son muy apuntados y las bóvedas de crucería con terceletes de una cierta complejidad que nos indica las fechas tardías en las que fue construida.

Destaca en la girola una capilla de una célebre familia de la zona que mandó construir una capilla que destacara de todas las demás, al interior y al exterior que destaca por estar decorada en un estilo gótico flamígero que destaca de todo el conjunto. Es una capilla poligonal que destaca al exterior por la decoración de la parte superior: una cadena de piedra que parece servir de “amarre” de la capilla al conjunto.

La única portada de época gótica que se conserva se realizó al final de las obras de construcción del edificio y presenta estatuas de los apóstoles. La otra portada ya no es plenamente gótica y en la que se representan escenas de la reconquista.

La imagen “cegada” que hemos puesto como pista para descubrir la píldora es la portada o acceso principal a los pies del edificio, de época tardobarroca, que incluye numerosos elementos entrantes y salientes, claroscuros y líneas curvadas que dan sensación de movimiento y de horror vacui.

Esta fachada, junto a la torre de la catedral de gran altura, componen una portada majestuosa.