Arte, historia del arte, pintura, novecentismo, Ramón Gómez de la Serna,
José Gutiérrez Solana. 1920. Óleo sobre lienzo. 162 x 211 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.
Foto: Wikimmedia

Este conocido cuadro del pintor español José Gutiérrez Solana fue un encargo del personaje que está de pie presidiendo la tertulia: Ramón Gómez de la Serna. Este periodista, amigo personal del pintor, le encargó en 1920 hacer un retrato de grupo de los asistentes a estas tertulias literarias en el Madrid de principios del siglo XX.

El encargo especificaba que debían aparecer los asiduos a estas veladas. Aunque en realidad no están todos, sí que incluyó una importante representación de los mismos rodeando al protagonista que se encuentra de pie.

El cuadro estuvo colgado en el “Cafe de Pombo” hasta el comienzo de la Guerra Civil que motivó la disolución de la tertulia.

Reconocemos a personajes del mundo de la cultura, el periodismo, la literatura, la pintura e incluso del ámbito diplomático y la universidad. Tomás Borrás, Manuel Abril, José Bergamín, José Cabrero Mons, Mauricio Bacarisse, Pedro Emilio Coll, Salvador Bartolozzi y el propio Luis Guitiérrez Solana.

Detrás de la imponente figura de Ramón Gómez de la Serna un espejo con el reflejo de un matrimonio de mediana edad que a pesar de no estar sentados a la mesa parecen no perderse detalle de lo que en ella se está diciendo.

La postura, actitud y expresión de los rostros de los personajes es extremadamente hierática y forzada, como si estuvieran posando para una fotografía. Los objetos esparcidos por encima de la mesa componen una naturaleza muerta formada por copas, vasos de café, sifones, pipas de fumar, cerillas, azucarillos u y una botella de Ron Negrita.

El color negro predomina en una escena creando una atmósfera característica de los cuadros de Solana, especialmente de la serie “La España Negra” y que reflejan la corriente de pesimismo que predominaba entre los intelectuales por la incertidumbre del futuro de España.

Recientemente una investigación con rayos X ha revelado que bajo la pintura se encuentra un cuadro religioso, una escena de iglesia con un altar cubierto por un paño blanco y sobre el que hay tres candelabros y diversos objetos para celebra la eucaristía. Delante del altar se aprecia una figura arrodillada y que los investigadores del Museo Reina Sofía nos explican en este vídeo.