Victoria Nike
Escultura helenística. S. II a.c. Museo del Louvre. París
Foto: Wikimmedia

La Victoria de Samotracia, también conocida como la Victoria alada de Samotracia y Niké de Samotracia (nike en griego significa victoria), es una de las grandes esculturas de época helenística más conocidas, al mismo nivel qe el apolo del belvedere o el conjunto escultórico del Laocoonte y sus hijos.

Con una altura de algo más de 2,5 m –hasta 3,5 si contamos la altura del pedestal- fue tallada en torno al año 190 a.c.- y descubierta en el siglo XIX por el cónsul francés y arqueólogo aficionado Charles Champoiseau.

Sabemos que se encargó con motivo de las victorias de los Rodios sobre Antíoco III el Grande para situar en el santuario de Samotracia.

La figura alada está situada en un marco escultórico que incluye el mascarón de proa de un barco que hace las veces de pedestal.

El cuerpo femenino presenta una pose con una pequeña torsión que se adivina bajo los ropajes adheridos al cuerpo gracias a la técnica denominada “paños mojados” que creó Fidias en la etapa clásica de la estatuaria clásica.

El escultor supo dotar a la figura de la sensación de movimiento que el viento provocaba tanto en los ropajes como en los cabellos de la cabeza -que nunca fueron encontrados. Y, sobre todo, sobre el plumaje de las alas.

El entorno natural que sirve de marco a la escultura es una destacada fusión de escultura y naturaleza, en la que de un estanque surgen rocas y discurren cascadas de agua entre las que emerge el mascarón sobre el que asienta la figura alada.

Desde junio de este año hasta Junio de 2014 va a ser objeto de una profunda restauración, tanto de la figura como del pedestal y del espacio al final de la escalera de Daru en el que se ubica. Para llevarla a cabo se ha contado con un 25 % de la financiación (1 millón de euros) obtenida mediante crowdfounding.

Información adicional

Restauran la victoria de Samotracia