The Kiss
Henri de Toulouse Lautrec. 1892. 39 x 58. Óleo sobre lienzo. Colección particular
Fotografía: Wikimmedia

Esta obra del pintor francés Henri de Toulouse Lautrec es una de las 16 pinturas que le encargó en 1892 el propietario del prostíbulo de la rue d’Ambroise para decorar el salón principal del establecimiento.

El proyecto incluyó un ovalo en el centro del salón principal con los retratos de las prostitutas que trabajaban en el local, en lo que supone una demostración de la enorme capacidad del pintor para el retrato, género que dominaba a la perfección dadas sus excelentes dotes artísticas.

Las obras representan todas ellas un tema común: el lesbianismo de las chicas del burdel, que parecen encontrar en sus compañeras el cariño y el amor que no reciben de sus clientes.

El tema de la prostitución, al igual que en buena parte de su obra, está presente en algunas de las láminas en las que representa a las mujeres trabajando en el interior de un burdel que él visitaba frecuentemente.

Toulouse Lautrec trataba ambos temas con gran sensibilidad y naturalidad fruto de su amistad con la mayoría de ellas.

Lesbianas en la cama
“En la cama”. Henri de Toulouse Lautrec. 1892
Fotografía: Wikimmedia

El artista representa las escenas como si fuera un reportaje en el que las protagonistas no son conscientes de que están siendo representadas por el pintor, lo que ayuda a incrementar la sensación de naturalidad del conjunto.

Toulouse pinta sin reservas ni tapujos el cariño y la sexualidad de las prostitutas, tanto entre ellas como con sus clientes..

En “el beso” sitúa a las figuras en una postura complicada en un gran escorzo con una línea diagonal que domina la composición a través del color rojo de la ropa de cama, que aplica en pequeños trazos de pintura.

Las sombras coloreadas de las mujeres y el contraste de tonalidades acercan esta obra al estilo impresionista que, si bien no practicó de forma “académica” y rigurosa si que conocía sus logros y los integró en una pintura muy personal, por lo que nunca se le incluyó dentro del grupo.

Estamos ante uno de los mejores ejemplos de la serie de paneles decorativos en los que Touolouse Lautrec representa la vida bohemia en un burdel de Montmartre como si de un fotógrafo se tratara.