Arco de triunfo de Constantino
315 d.c. Roma
Foto: Wikimmedia

El arco de Constantino es un arco de triunfo que separa el recinto del Coliseo de la colina del Palatino y que se erigió para conmemorar la victoria del emperador Constantino I “El Grande” en la batalla del puente Milvio sobre Majencio en el año 313 d.c.

El arco está situado en medio de la via triumphalis, que era la que utilizaban los emperadores cuando accedían a la ciudad de Roma tras haber conquistado territorios o ganado batallas.

Con 25 metros de anchura y 21 de altura es el arco de triunfo conservado de mayor tamaño, de los tres que todavía pueden verse en Roma (Arco de Tito y Arco de Septimio Severo).

El esquema que sigue es parecido al del arco de Septimio Severo, con un arco principal de 11 metros de altura flanqueado por sendos arcos más pequeños de algo más de 7 metros de altura. Todo ello sobre un alto basamento de mármol sobre el que asienta el muro.

El edificio es de mármol a excepción de la parte superior o ático que es de ladrillo recubierto por placas de mármol talladas con figuras e inscripciones.

Construido en una época en la que Roma está en plena decadencia, se sabe que buena parte de los materiales utilizados para su construcción fueron reutilizados de otros monumentos: en el ático, con relieves de Marco Aurelio, ocho medallones de un arco de Adriano con motivos cinegéticos y dos relieves monumentales de Trajano y su victoria frente a los Dacios en el vano del arco.

De época constantiniana es el basamento, los frisos encima de los arcos en los que se narra la victoria sobre el puente Milvio y los frisos laterales del arco

Una inscripción en una placa de bronce, hoy perdida, en el ático y cuya impronta todavía puede apreciarse claramente, rezaba lo siguiente:

al Emperador César Flavio Constantino, el más grande, pío y bendito Augusto: porque él, inspirado por la divinidad, y por la grandeza de su mente, ha liberado el estado del tirano y de todos sus seguidores al mismo tiempo, con su ejército y sólo por la fuerza de las armas, el Senado y el Pueblo de Roma le han dedicado este arco, decorado con triunfos”

Este tipo de contrucciones eran frecuentes en la Roma de la expansión territorial y las conquistas militares. En este caso Constantino se sirve de esta tipología de propaganda para resaltar su victoria sobre Majencio, al morir este y buena parte de su ejército al derribarse el puente Milvio, que cruzaban en su huida del ejército de Constantino, una representación del poder de un emperador que gobernó Roma durante 31 años.

Arco, Boveda y ornamentación al servicio de la propaganda y la ostentación del emperador que declaró oficial la religión cristiana y que terminó con varios siglos de persecuciones religiosas y conflictos internos.