Stanza della Segnatura

La Escuela de Atenas es el fresco más conocido del conjunto de pinturas murales que efectuó Rafael en la conocida Stanza della Segnatura, una de las cuatro estancias que servirían de estancias privadas al papa Julio II y que se conocen como estancias de Rafael.

Pintada entre 1510 y 1511 mide un total de 7,7 m de base y alcanza una altura superior a los 5 metros del muro Oeste de la estancia.

El tema de la obra es la Filosofía, representada como una escena que tiene lugar en el interior de una de las escuelas de filosofía de la Grecia Clásica.

Rafael nos muestra cómo cree el que podría ser una escena en el interior de estos espacios, en los que los científicos y pensadores debatirían en el interior de espacios arquitectónicos de estética clásica, con figuras de dioses del panteón griego como Apolo, Minerva o Atenea.

El espacio lo compone con una perspectiva clásica con un punto de fuga en el centro del cuadro, situado tras los dos personajes principales: Platón y Aristóteles.

Platón sostiene una de sus principales obras, el Timeo y Aristóteles una de las suyas, Ética a Nicómaco. Ambos pensadores debaten sobre la búsqueda de la verdad y el método más adecuado para acercarse a ella. Platón señala el cielo que simboliza su idealismo racionalista, mientras que Aristóteles señala señala la tierra apoyando sus tesis en un naturalismo y realismo.

En la escalinata que encontramos en primer plano, delante de los dos personajes, Rafael nos sitúa a distintos pensadores y filósofos de la antigüedad en distintos niveles. Podemos distinguir a pensadores como Heráclito, representado con las facciones del pintor Miguel Ángel como homenaje al pintor florentino tras haber podido contemplar el trabajo que ha materializado en la Capilla Sixtina.

Rafael aprovecha la figura del joven de pelo castaño a la derecha del cuadro para realizar su autorretrato, al lado del pintor Perugino.

La mujer vestida de blanco que encontramos a la izquierda observando al espectador es Hipatia de Alejandría, la pensadora que inspiró a Alejandro Amenábar la película “Ágora”.

Otros personajes como Pitágoras, Epicuro coronado de pámpanos, Euclides midiendo con un compás, Diógenes el apestado “tirado” en las escaleras, Zoroastro y Ptolomeo con el globo terráqueo.