Parte del fresco del Juicio Final que Miguel Ángel pintó en el altar mayor de la capilla sixtina
Miguel Angel Buonarroti. Capilla Sixtina. Ciudad del Vaticano. 1537-1541. Buon fresco | Fotografía: Wikimmedia Commons

La barca de Caronte es una parte del fresco que Miguel Ángel pintó en el altar mayor de la Capilla Sixtina por encargo del papa Clemente VII para ilustrar el libro del Apocalipsis.

Miguel Ángel diferenció dos partes en este fresco. La izquierda, en la que situa a aquellas personas que ascienden al cielo y la derecha en la que sitúa a aquellas personas condenadas que descienden a los infiernos.

El pintor representra a muchos condenados en el momento de ser arrojados fuera de la barca hacia los ríos de fuego y azufre que discurren por el hades

Representa a Caronte como un monstruo que sujeta el remo no con intención de dirigir la barca a su destino sino como arma amenazadora que obliga a las almas a abandonar su barca en dirección hacia el infierno y provocando en los ocupantes de la barca una huída hacia la parte trasera de la embarcación.

Es destacable que en un conjunto pictórico de clara iconografía católica se incluyera una referencia a la mitología clásica que Miguel Ángel “fusiona” con el concepto de infierno católico que describe San Juan en el Apocalipsis.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js //

Caronte es según la mitología el barquero del infierno encargado de llevar las almas a través de los pantanos hasta la orilla opuesta del río de los muertos.

Para sufragar el viaje el barquero exigía a cada alma un óbolo, una moneda que se ponía a los difuntos en la boca el día de su entierro.

En caso de no disponer de dicha moneda en concepto de pago eran condenados a vagar durante 100 años por los pantanos de Aqueronte (también conocido como Stige o laguna estigia) hacia las tinieblas donde habita el señor de la muerte, que la religión católica identificó con el demonio.

Miguel ángel utilizó como inspiración las descripciones que Dante Alighieri hizo en los diferentes capítulos de la Divina Comedia especialmente en los cantos del infierno y el purgatorio.