Gran escena de agonía de Max Beckmann
Max Beckmann. 1906. Óleo sobre lienzo. 141 x 131 cm Staatsgalerie Moderner Kunst, Munich, Germany

También conocido como Gran escena de la Agonía, es una de las obras más reconocidas del polifacético artista alemán Max Beckmann.

Encuadrado en la corriente pictórica conocida como expresionismo alemán, practicó además otras disciplinas como la escultura o el grabado.

El tema del cuadro no es otro que la muerte. Uno de los temas que más obsesionaba a los pintores expresionistas de perfil pesimista, parecido en algunos aspectos a pintores como Munch o Egon Schiele.

El motivo de este cuadro fue en parte como terapia para asumir y amortiguar el dolor que le produjo la muerte de su madre cuando tenía 20años.

Su pincelada firme y sólida sin que sea la luz la que componga figuras dotan a sus cuadros de un aspecto característico.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js //

Con una gama cromática muy reducida, básicamente ocres y marrones, y sombras carentes de brillo y modelado consigue centrar la atención en la cama en la que está la madre moribunda luchando con la muerte sin poder hacer nada para evitar el terrible final.

El aspecto de la madre recuerda a un cadáver por el rostro y la postura de la cabeza ligeramente echada hacia un lado como si fuera a exhalar el último suspiro tras una larga y lenta agonía.

Al lado de la cama sitúa a dos personas en diferentes posturas: una mujer en cuclillas se agarra con desesperación al brazo de la madre. Está completamente desnuda como símbolo de la indefensión e impotencia de los seres queridos en el momento de perder a un familiar.

A su lado un hombre con el torso desnudo sentado en una silla y ladeando su cuerpo hacia la mujer tumbada como queriendo descubrir la sábana que cubre el cuerpo de la madre moribunda y que deja entrever un cuerpo demacrado y decrépito consumiéndose por la enfermedad.

Rechazó durante toda su vida la formación académica en Dresde o Weimar. Cuando se trasladó a París entra en contacto con los grandes artistas del impresionismo (Degas, Monet o Cézanne) y el surgimiento de las conocidas como vanguardias históricas.

Tras la primera guerra mundial entra en contacto con los artistas de la Neue Sachlichkeit como Otto Dix, George Grosz, etc.