Este retablo de la iglesia de Santa María del Castillo es una de esas agradables sorpresas que descubres, casi por casualidad, visitando alguna iglesia modesta durante una parada en la visita de alguna localidad en el tránsito de un viaje.

Camino de Lisboa tuvimos la suerte de encontrarnos esta magnífica obra, que nos dejó bastante impresionados. No sólo por la factura y belleza de la misma, sino por la monumentalidad y lo atractivo del retablo en sí mismo.

Representa el árbol genealógicode Jesús. También se lo conoce como el árbol e Jesé, que según las escrituras era el padre del rey David.Detail of the Jese's tree

El nombre de Jesé podremos encontrarlo también como Isaí. Así en el nuevo testamento se habla de la profecía de Isaías que mantenía que saldrá un vástago del tronco de Isaí.

Se identifica también con el árbol de la vida del Génesis y se ha representado en numerosas ocasiones. Aunque iconográficamente fue un motivo que tuvo mucha “fama” en la época de la contrarreforma, se han conservado muy pocos ejemplos en la península ibérica y ninguno del tamaño del que podemos contemplar en Olivenza.

Desde el punto de vista simbólico los elementos clave de estas representaciones son la raíz (Jesé), las ramas (reyes) y la flor (Jesús) que sería el elemento fundamental de la profecía que decía que el rey de reyes vendría para salvar a la humanidad.

Situado en la capilla lateral izquierda que flanquea el altar mayor de la iglesia tiene un total de 10 metros de altura y representa un árbol brotando desde sus raíces, donde encontramos una imagen de Jesé durmiendo.

Del tronco principal brotan seis ramas, tres a cada lado, sobre las que se van incluyendo las figuras de los 12 reyes de la casa de Judá que se consideran los antepasados de Jesús. Al llegar a la copa del árbol encontramos, dentro de una mandorla, una representación de la Virgen María con el niño Jesús en brazos.

Esta obra es un ejemplo tardío de este tipo de representaciones porque si bien adquirieron gran fama en los siglos XVI y XVII, esta está fechada en 1774. Su artista se identifica en la firma de la Base como “Reno”, que se corresponde con un artista local que trabajó en esta zona de la provincia de Badajoz y del sur de Portugal.