Buscar

Tuitearte

Blog de historia del arte

Categoría

Monumentos públicos

Esculturas y monumentos públicos, arte urbano

Columna Trajana

Monumento conmemorativo de las victoriad de Trajano sobre los daciosPara aquellos que hayáis tenido la oportunidad de visitar Roma este post seguro que os trae a vuestra memoria uno de los monumentos conmemorativos más impresionantes de cuantos te vas topando durante un paseo por el centro de la ciudad.

Está situado en el foro que erigió Trajano. Se trata de una columna de más de 30 metros de altura en cuya superficie helicoidal se talló un friso continuo de más de 200 metros de representaciones de escenas para conmemorar las victorias de Trajano sobre los Dacios en las dos campañas sucesivas que necesitó para expulsarlos de lo que hoy sería Rumanía.

La columna se compone de 18 enormes bloques de mármol de Carrara de 4 metros de diámetro y más 40 toneladas de peso cada uno. En el interior de la misma una escalera de caracol permite acceder a la parte superior, una vez se han superado los 185 peldaños que se necesitan para salvar los 30 metros de desnivel.

El relieve da un total de 23 vueltas durante todo el recorrido hasta la parte superior. Distinguimos dos partes: la parte inferior dedicada a sucesos acontecidos durante la primera campaña contra los Dacios y la parte superior en la que se representaron escenas correspondientes a la segunda y definitiva campaña del emperador sobre los Dacios.

Aunque hoy se nos muestra el mármol desnudo lo cierto es que todas las figuras de todas las escenas estaban policromadas y en muchos casos portaban sus armas hechas en bronce que hoy se han perdido componiendo una crónica de las campañas contra la Dacia muy colorista y rica en detalles, que mitigaría en parte algunos de los convencionalismos de las figuras talladas, a menudo mal resueltas desde el punto de vista de la perspectiva, que simultanean varias en la misma escena, o simplificaciones repitiendo cabezas y cuerpos (isocefalia).

Es una clara demostración de que lo que importaba en este tipo de obras conmemorativas no era la técnica sino el mensaje y la gloria del homenajeado. Se trata de una compleja crónica de las dos campañas tallada en piedra, con escenas de batallas, construcciones de acueductos, puentes, el asedio a ciudades y fortalezas, o escenas de la vida en los campamentos militares.

El conjunto ha servido de importante fuente de estudio para los historiadores sobre el ejército romano y los artilugios y máquinas de guerra que utilizaban y que se representaron en la columna.

La columna se levanta sobre un pedestal en el que descubrimos la siguiente inscripción: «El senado y el pueblo romano, al emperador César Nerva Trajano Augusto Germánico Dácico, hijo del divino Nerva, pontífice máximo, tribuno por decimoséptima vez, imperator por sexta vez, cónsul por sexta vez, padre de la patria, para mostrar la altura que alcanzaban el monte y el lugar ahora destruidos para obras como ésta.»

En la frase final se hace referencia a la altura que tenía el monte que fue allanado para la construcción del foro trajano en el que se encuentra la columna.

Además de cómo monumento conmemorativo sirvió también para albergar las cenizas del emperador y su mujer, así como servir de elemento de referencia para el foro Trajano

Estéticamente llama la atención cómo tantos escultores trabajando al mismo tiempo pudieron darle una unidad a todo el conjunto, en el que se contabilizan más de 2.500 figuras humanas y en las que aparece el emperador en 59 ocasiones, todas ellas con gran realismo y naturalismo, huyendo de cualquier tipo de idealización sobre la figura del emperador.

Originalmente estaba coronada por una estatua dorada del propio Trajano que no se conserva en la actualidad y que tras desaparecer en la edad media fue sustituida por Sixto V por una efigie de San Pedro, que perdura en la actualidad.

 

[success]En esta página podrás contemplar todas las escenas de la columna trajana con todo detalle: http://paginadelacolumnatrajana[/success]

 

El arco de Constantino en Roma

Arco de triunfo de Constantino
315 d.c. Roma
Foto: Wikimmedia

El arco de Constantino es un arco de triunfo que separa el recinto del Coliseo de la colina del Palatino y que se erigió para conmemorar la victoria del emperador Constantino I “El Grande” en la batalla del puente Milvio sobre Majencio en el año 313 d.c.

El arco está situado en medio de la via triumphalis, que era la que utilizaban los emperadores cuando accedían a la ciudad de Roma tras haber conquistado territorios o ganado batallas.

Con 25 metros de anchura y 21 de altura es el arco de triunfo conservado de mayor tamaño, de los tres que todavía pueden verse en Roma (Arco de Tito y Arco de Septimio Severo).

El esquema que sigue es parecido al del arco de Septimio Severo, con un arco principal de 11 metros de altura flanqueado por sendos arcos más pequeños de algo más de 7 metros de altura. Todo ello sobre un alto basamento de mármol sobre el que asienta el muro.

El edificio es de mármol a excepción de la parte superior o ático que es de ladrillo recubierto por placas de mármol talladas con figuras e inscripciones.

Construido en una época en la que Roma está en plena decadencia, se sabe que buena parte de los materiales utilizados para su construcción fueron reutilizados de otros monumentos: en el ático, con relieves de Marco Aurelio, ocho medallones de un arco de Adriano con motivos cinegéticos y dos relieves monumentales de Trajano y su victoria frente a los Dacios en el vano del arco.

De época constantiniana es el basamento, los frisos encima de los arcos en los que se narra la victoria sobre el puente Milvio y los frisos laterales del arco

Una inscripción en una placa de bronce, hoy perdida, en el ático y cuya impronta todavía puede apreciarse claramente, rezaba lo siguiente:

al Emperador César Flavio Constantino, el más grande, pío y bendito Augusto: porque él, inspirado por la divinidad, y por la grandeza de su mente, ha liberado el estado del tirano y de todos sus seguidores al mismo tiempo, con su ejército y sólo por la fuerza de las armas, el Senado y el Pueblo de Roma le han dedicado este arco, decorado con triunfos”

Este tipo de contrucciones eran frecuentes en la Roma de la expansión territorial y las conquistas militares. En este caso Constantino se sirve de esta tipología de propaganda para resaltar su victoria sobre Majencio, al morir este y buena parte de su ejército al derribarse el puente Milvio, que cruzaban en su huida del ejército de Constantino, una representación del poder de un emperador que gobernó Roma durante 31 años.

Arco, Boveda y ornamentación al servicio de la propaganda y la ostentación del emperador que declaró oficial la religión cristiana y que terminó con varios siglos de persecuciones religiosas y conflictos internos.

Monumento a Jan Hus en Praga

Jan Hus
Ladislav Saloun. 1915. Staromestska namesti. Praga
Foto: Wikimmedia

En el centro de la plaza más concurrida de Praga, Staromestska Namesti, más conocida como plaza vieja, nos encontramos un impresionante conjunto escultórico que representa al líder reformista checo Jan Hus, principal precursor de la reforma protestante que impulsó Martin Lutero.

Para los checos es un héroe nacional. Cada 6 de julio se conmemora su muerte en la hoguera y se celebra la fecha como una alegoría frente a la opresión católica a la que fueron sometidos los territorios de Moravia y Bohemia.

Republica checa
Detalle de los ciudadanos de Praga

El conjunto escultórico es obra de Ladislav Saloun, quién trabajó en el entre 1903 y 1915, año en que se conmemoró el 500 aniversario de su muerte.

Destaca la figura del propio Jan Hus mirando hacia la Iglesia Nuestra Señora de Tyn, que preside la plaza, y que fue el principal templo husita de su época. Está rodeado por numerosas figuras, unas representan a guerreros y las otras al pueblo checo obligado a abandonar el país en 1620 tras la derrota de los protestantes a manos de los católicos.

En la base del conjunto escultórico dos inscripciones agregadas con posterioridad a la inauguración de la obra, en 1918, rezan así: “Amense los unos a los otros y deseen la verdad para todos” y “Yo creo que los truenos de la ira cesarán y que el control de tus asuntos volverá a tus manos, pueblo checo”.

El conjunto escultórico es de bronce sobre basamento de piedra que destaca en un lateral de la concurrida plaza de la capital Checa.

El grupo escultórico está diseñado siguiendo los presupuestos estéticos del Art Nouveau que triunfó en la Praga del cambio de siglo, y en parte por ciertos recursos expresivos que recuerdan a la estatuaria de Auguste Rodin en las texturas y expresiones faciales de los personajes representados.

Los husitas fueron los seguidores de Jan Hus tras su muerte, aprovechando la grave crisis de identidad que sufría en ese momento la iglesia católica de Occidente, que un siglo después vería producirse un profundo cisma en su seno, y cuyo germen estuvo en los excesos y riquezas de la iglesia, así como por la inmoralidad de un clero cuya conducta estaba alejada del mensaje evangélico.

Los husitas se dividían en dos facciones, la mas radical de las cuales, los Taboristas, perviven en la actualidad fusionados con otras corrientes foráneas y una corriente moderada, los Utraquistas, que reconocen a la Iglesia Checa y a sus especificidades litúrgicas.

Venida de la Virgen del Pilar de Pablo Serrano

venida de la virgen
Pablo Serrano. 1969. Piedra Caliza. Fachada Sur de la Basílica del Pilar
Foto: Wikimmedia

Este relieve, materializado por el escultor turolense Pablo Serrano en 1969 es la aportación más moderna que se ha hecho a las obras y decoración de la Basílica de Nuestra Señora del Pilar.

Fue colocado en el lugar que estaba destinado a un retablo con el mismo tema, pero con un estilo y una factura mucho menos moderna, proyectada por  el escultor Antonio Torres.

El relieve representa la escena de la venida de la Virgen del Pilar aorillas del Ebro, donde estaba Santiago Apóstol con su grupo de convertidos.

A diferencia de lo que todavía creen algunas personas, la virgen del Pilar no se apareció, sino que vino personalmente a Zaragoza trayendo consigo la coumna de jaspe que hoy veneramos.

La tradición recoge que tras la muerte y ascensión de Cristo a los cielos, los apóstoles marcharon a predicar los evangelios por todos los confines del mundo. Hacia el año 40 d.c. el Apóstol Santiago el Mayor, hermano de San Juan e hijo de Zebedeo, predicaba en España tras obtener una bendición especial de la Virgen María por ir a evangelizar una zona pagana.

Cuenta la leyenda que Santiago predicó a las afueras de Zaragoza varios días. Con un nutrido grupo de “convertidos” predicaba por las orillas del Ebro cuando la noche del 2 de Enero del año 40 escuchó las voces de unos ángeles que cantaban glorias a la virgen, que les acompañaba.

La virgen pidió a Santiago que se levantara en aquel mismo lugar una iglesia, en torno al pilar de jaspe sobre el que estaba la Virgen, y que se había traído desde Palestina, antes de regresar a Judea, habiendo ordenado consagrar la iglesia a Santa María del Pilar.

La composición de la obra la hizo adoptando un esquema parecido al cuadro de El Greco, “El entierro del conde de Orgaz”. Este esquema consiste en distinguir dos partes: la superior destinada al ámbito celestial y la inferior donde representa el ámbito terrenal.

En la parte superior representa a la virgen sobre el pilar blanco en el interior de una mandorla mística configurada por la apertura del cielo, en la que encontramos representaciones de ángeles y querubines. En esta parte superior predominan las superficies lisas y los medio y bajo relieves, que dan sensación de mayor luminosidad.

La parte inferior la reserva para representar a Santiago apóstol en el centro y portando su bastón, con la calabaza y la concha de peregrino como elementos iconográficos diferenciadores.

En esta parte inferior predominan las figuras de altorrelieve, algunas de las cuales casi llegan al bulto redondo, que generan grandes claroscuros y provocan un fuerte contraste con la parte superior. Una representación de l muralla de Zaragoza serviría como elemento divisor de ambas escenas.

Fuente de los cuatro ríos

Gian Lorenzo Bernini. 1651. Piazza Navonna. Roma
Foto: Ruben Charles

Situada en el centro de la Piazza Navonna de Roma, es un magnífico ejemplo de fuente decorativa diseñada por Gian Lirenzo Bernini en 1651, bajo el papado de Inocencio X.

Gigante
MAMJODH

El emplazamiento del monumento se corresponde con el lugar en el que estaba la Spina del circo romano de Domiciano, del 86 d.c., sobre cuyos cimientos se edificaron las casas y edificios que configuraron esta célebre plaza romana.

La fuente se ubica en frente de la basílica de Santa Inés y forma parte de un proyecto de remodelación de la plaza de Inocencio X, cuyo palacio familiar se encuentra en una esquina de la misma.

Aunque finalmente la obra fue realizada por Bernini, en un primer momento se encargó a Francesco Borromini, arquitecto encargado de llevar la conducción de agua a la Piazza Navona en 1645.

Bernini había fallado en la construcción del campanario de San Pedro del Vaticano y había construido “demasiado” para la familia rival de los Pamphili, la familia Barberini, y como símbolo de rechazo Inocencio X decide excluir a Bernini del concurso para diseñar la fuente.

Caballo emergiendo
msako23

No se sabe exactamente como consiguió Bernini hacerse con el encargo, sin embargo se cree que fue gracias a la intermediación de la cuñada del papa, figura clave para su nombramiento como papa de Roma, a quién Bernini regaló una maqueta del diseño de la fuente en plata y de 1,20 m de altura. Al ver la maqueta, el papa no dudó en darle el encargo a Bernini.

La fuente incluye un obelisco abandonado a las afueras de la ciudad que el papa ordena trasladar en 1948, similar al que hay delante de la plaza de San Pedro.

El monumento representa a los 4 ríos más importantes de cada continente para la época: el Danubio (Europa), El Ganges (Asia), El Rio de la Plata (América) y el Nilo (África).

El obelisco se sitúa en el centro de una masa rocosa en cuyas esquinas se sitúan los gigantes que representan a los ríos. Árboles y plantas que emergen del agua por entre las rocas, así como animales que aparecen por entre la masa rocosa que da unidad al conjunto, y entre los que distinguimos un león, caballo, cocodrilo, serpiente, dragón, etc.

Bernini incluye además en la fuente el símbolo de la famila Pamphili, la paloma, así como su emblema, sostenido por uno de los gigantes.

Con esta obra, Bernini quiere suscitar admiración en quien la mira, creando un pequeño universo en movimiento a imitación del espacio de la realidad natural, que debe ser recorrido en todo su perímetro para poder contemplarlo completamente.

Coliseo

Colosseum
Dinastía Flavia. 70 d.c. Roma
Foto: anieto2k

El Coliseo de Roma, también conocido como anfiteatro Flavio, es una de las construcciones romanas más conocidas, espectaculares y visitadas de Roma.

Fue promovido y construido por la dinastía Flavia, que pretendió levantar un edificio de espectáculos dimensionado al tamaño de la Roma de la época, que se calcula que tendría en torno al millón de habitantes.

Su otra denominación, Coliseo, viene del nombre en latín Colosseum que aludía a una estatua de Nerón de tamaño colosal que estaba al lado del anfiteatro y que estuvo en el patio del palacio del emperador: la Domus Áurea de Nerón, destruida y expoliada tras su muerte.

Arena
Stringbot

El edificio es una construcción ovalada con un perímetro exterior de 525 metros y una altura máxima de 57 metros.

La arena del coliseo, el lugar donde se celebraban las luchas de gladiadores, es un ovalo de 75 x 44 metros que consistía en una gran plataforma de madera cubierta de arena.

El subsuelo era un complejo laberinto de túneles y estancias que alojaban a los gladiadores, a los animales y la maquinaria utilizada en los festivales.

El graderío contaba con 80 filas de gradas y estaba organizado en pisos reservados para las diferentes clases sociales. De abajo hacia arriba: el primero de ellos era el podium, donde se sentaban los romanos ilustres, el maenarium primum para aristócratas, el imum, para ciudadanos ricos, el summum, para los ciudadanos pobres y finalmente en lo más alto una zona de madera y sin asientos reservada a mujeres pobres.

El acceso desde los pasillos hasta las gradas se producía a través de los vomitorios, por los que circulaban los casi 50.000 espectadores de aforo que tenía el Coliseo.

Cavea
Pandahaccer

En la parte superior se situaba el velario, una estructura metálica que sostenía una cubierta de tela de lino desplegable para proteger a los espectadores de las inclemencias del tiempo.

El Coliseo albergó espectáculos como peleas de animales, ejecuciones de prisioneros, pero sobre todo lucha de gladiadores o munera. Se cree que pudieron llegar a representarse escenas navales, para lo que inundaban la arena y la utilizaban a modo de piscina.

El edificio dejó de ser usado como edificio de espectáculos en el siglo VI. Posteriormente fue fábrica, viviendas, fortaleza y cantera de la que se extrajeron muchísimos materiales pétreos para otras construcciones romanas.

Fue convertido en santuario cristiano en honor a los mártires que murieron en el, lo que contribuyó a su conservación hasta la actualidad.

Rey y reina

Henry Moore. 1953. Glenkiln Sculpture Park
Foto: NX8477

La escultura que vemos en la foto es un ejemplar de la obra “Rey y reina ” de Henry Moore (1898-1986) que se colocó en el Glenkin Sculpture Park, al sur de Escocia, aunque podemos encontrarnos otras copias en ciudades como Amberes.

La obra fue encargada con motivo de la coronación de la reina Isabel II de Inglaterra.

Rey y reina
Foto: NX8477

Se trata de una escultura monumental y exenta, realizada en bronce, que representa a dos figuras humanas sentadas en actitud contemplativa.

El canon de las figuras es muy estilizado y alargado en cuerpo y extremidades, con la clásica combinación de volúmenes cóncavos y convexos que utilizaba Henry Moore para configurar los volúmenes de sus figuras humanas. El banco sobre el que están sentadas actua de elemento de unión de ambas figuras, que apensa se relacionan entre sí.

Un brazo del hombre está apoyado en el extremo del banco, mientras el otro reposa sobre una de sus piernas.

La figura femenina, que representa a la reina, adopta la misma postura erguida y estática, pero con sus manos apoyadas sobre su regazo.

En ambas figuras se aprecia el esquematismo y estilización de las figuras, a excepción de los dedos de las manos y los pies, que ejecuta con gran realismo y detalle.

Rey y Reina
Foto: NX8477

La mirada del hombre se dirige al suelo, mientras que la de la mujer lo hace hacia arriba y a la izquierda, contemplando ensimismada el infinito.

Para representar la mirada el escultor se vale del vacío como parte de la obra, horadando los rostros en las cuencas de los ojos de las figuras, buscando complementar en todo momento vacío y forma, tal y como ya vimos que hizo Pablo Gargallo en El Profeta.

Entre las influencias más destacadas de la obra de Henry Moore, encontramos la escultura de las civilizaciones precolombinas, especialmente Maya y Azteca, así como por los grandes maestros del Renacimiento, como Miguel Ángel, figura que conoció a los 11 años, momento desde el cual mantuvo que quiso convertirse en escultor.

Fuente de Brabo

Amberes
Jef Lambeaux. 1887. Grote Markt. Ambereshttp://www.flickr.com/photos/trodel/
Foto: tuitearte

La Fuente de “Brabo” está situada en la Plaza Mayor de Amberes, Bélgica, frente al Ayuntamiento de la ciudad y flanqueada por los edificios gremiales de la ciudad.

Fuente de Brabo (detalle)
Foto: tuitearte

El monumento fue realizado en bronce en el año 1887 por el escultor Jef Lambeaux (1852-1908), y representa a Silvio Brabo, heroe local de la ciudad.

La leyenda cuenta que un gigante llamado Druoon Antigoon que vivía en el río que atraviesa la ciudad, el río Escalda, cobraba un peaje a los barcos que quisieran pasar. Si el barco no pagaba el gigante cortaba la mano del capitán y la arrojaba al río.

Un día, un centurión romano, Silvio Brabo, cansado de pagar el peaje al gigante retó en duelo a la criatura y tras luchar con ella le cortó la cabeza y una mano, que arrojó al río como símbolo del fin del gigante.

La escultura refleja el momento en el que el Brabo, tras haber cortado la mano del gigante, la lanza al río acabando con la extorsión a los barcos.

Fuente de Brabo (detalle)
Foto: tuitearte

El héroe se coloca sobre un pedestal en la postura previa al lanzamiento de la mano del gigante, cogiendo carrerilla para que el lanzamiento de la mano sea lo más lejano posible. Apoya su cuerpo sobre la pierna derecha al tiempo que atrasa el brazo para imprimir mayor velocidad al lanzamiento.

El pedestal, a cuyos pies coloca la cabeza del gigante está decorado con figuras de animales como un dragón, un pez, un león y una tortuga.

De la unión de las palabras Ant, que significa mano, y Werpen que significa lanzar, surgió el nombre de la ciudad: Antwerpen, en español Amberes.

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑