Buscar

Tuitearte

Blog de historia del arte

Categoría

Monumentos públicos

Esculturas y monumentos públicos, arte urbano

Fuente de Neptuno

Juan Pascual de Mena. 1784. Plaza de las Cortes. Madrid
Foto: usuario Flickr rjhuttondfw

Como ya vimos la semana pasada, y al igual que ocrure con la fuente de la cibeles, la Fuente de Neptuno es para los aficionados al Atlético de Madrid algo más que un elemento decorativo  del paisaje urbano de Madrid.

Emplazada en la plaza Cánovas, forma parte del conjunto monumental que José de Hermosilla pensó para la remodelación del salón del Prado, aunque finalmente fuera Ventura Rodríguez quien diseñara los monumentos, el de Neptuno concretamente en 1782.

Vista trasera de Neptuno
Neptuno (detalle)
Foto: Tomas Fano

La escultura está realizada íntegramente en mármol blanco de Montesblancos (Toledo) y fue obra de Juan Pascual de Mena, escultor neoclásico y miembro activo de la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

El monumento consiste en un pilón circular en el centro sobre el que se coloca la figura de Neptuno, Dios del Mar, con una culebra enroscada en una mano y un tridente en la otra. La figura de Neptuno está sobre un carro tirado por dos caballos que emergen de las aguas.

Neptuno barbudo y con largos cabellos es una de las doce divinidades del Olimpo. Hijo de Saturno y Rea y hermano de Júpiter. Tiene la facultad de desencadenar violentas tempestades y según la mitología todos los habitantes de las aguas deben obedecerle.

Al igual que la Diosa Cibeles en la Plaza Homónima fue desplazada de su emplazamiento original. En principio ambas esculturas se miraban una a la otra, y en medio quedaba la fuente de Apolo. Tras la colocación en medio de la plaza Cánovas del Castillo, actual plaza de las Cortes, se colocó la escultura mirando hacia la carrera de San Jerónimo.

Estadio Olímpico de Atenas

Santiago Calatrava
Santiago Calatrava. 2004. Atenas
Foto: kim Bach

Santiago Calatrava es el arquitecto español actual más popular de los últimos años.

A su formación de arquitectura le sumó la de ingeniero civil que cursó en el Instituto Federal de Tecnología de Zurich, donde tras concluir sus estudios trabajó como profesor auxiliar y empezó a aceptar los primeros encargos.

La obra del genial arquitecto valenciano tiene como principal característica la perfecta unión entre arquitectura e ingeniería, lo que supone una verdadera revolución y le convierten en el arquitecto más adecuado para diseñar las grandes estructuras, que son la especialidad de su estudio.

El ejemplo que hemos elegido para ilustrar la obra del artista es la remodelación del Estadio Olímpico de Atenas con motivo de la celebración en la ciudad helena de las olimpiadas de 2004.

El estadio Spyros Louis fue terminado en 1982. Sus defectos estructurales privaron a Atenas de organizar los juegos del centenario en 1996, y con motivo de la concesión de las olimpiadas de 2004 fue proyectada la remodelación del mismo.

Se encargó a Calatrava el diseño del complejo olímpico de deportes de Atenas, que incluía la remodelación del antiguo estadio Olímpico.

Calatrava proyectó además el Pabellón Olímpico techado, el Centro Acuático Olímpico, el Centro olímpico de Tenis y el Velódromo Olímpico.

La remodelación principal suponía la sustitución de la techumbre original y la instalación de dos arcos sobre el techo del estadio, que sostenían la techumbre mediante unos tirantes de acero similares a los que utiliza para sujetar las estructuras de los puentes colgantes.

La fuente de Cibeles

Ventura Rodríguez
Fuente de Cibeles. 1782. Plaza de Cibeles. Madrid
Foto: jl.cernadas

Para muchos aficionados al Real Madrid la Cibeles es ese lugar de encuentro y celebración de los títulos conseguidos por su club de fútbol, como el pasado jueves.

La Fuente de la diosa Cibeles es un monumento ubicado en la plaza homónima que representa a la diosa Cibeles sentada en un carro tirado por leones.

El proyecto fue diseñado en 1777 por el arquitecto Ventura Rodríguez, quién también diseñara las otras dos fuentes del Paseo del Prado: las fuentes de Apolo y Neptuno. Las tres fuentes monumentales son consideradas obras maestras del neoclasicismo.

La escultura de la Diosa Cibeles fue esculpida por Francisco Gutierrez, los leones por Roberto de Miguel y la ornamentación por Miguel Ximénez.

Vista aérea
Rubenvike

El monumento representa a la diosa Cibeles, símbolo de la tierra y la fecundidad, portando un cetro y una llave en las manos, y con una corona en forma de muralla, símbolo de que gobernaba sobre las montañas y todas las fuerzas de la naturaleza. Se representa sentada sobre un carro que simboliza la superioridad de la madre naturaleza sobre todo.

La construcción del monumento finalizó en 1782. Desde 1792 la fuente suministraba agua potable a los ciudadanos de Madrid. Tenía dos caños rústicos: uno del que se surtían los aguadores que llevaban el agua a los distintos barrios de Madrid y otro para el público de Madrid. Las caballerías bebían directamente del pilón.

Hacia 1895 la fuente se trasladó unos metros hacia el centro de la plaza, aunque su función era ya meramente ornamental al tener la mayoría de las viviendas de Madrid acceso a agua corriente.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑