Saltar al contenido

Cultura Egipcia: El día que el Nilo desbordó el mundo

Que la civilización egipcia ha sido una de las más importantes y longevas de la historia de la humanidad es un hecho por todos conocido. Es precisamente su grandeza la que ha embalsamo gran parte de su legado hasta el punto de seguir vigente a día de hoy. Se trata de una cultura que ha permanecido cubierta por un velo de sugerente misterio a lo largo de los siglos lo que la convierte en fascinante para todo aquel que tiene la suerte (o la maldición) de acercarse a ella.

Historia y grandeza a orillas del Nilo: Origen de la civilización egipcia

Los orígenes del imperio egipcio son tan remotos que no se conoce a ciencia cierta la fecha exacta. Los últimos resultados arrojados por los restos arqueológicos muestran que la civilización egipcia emergió a partir del siglo VI a.C., de manera que nos encontramos frente a una de las culturas más longevas de la historia. El Neolítico marca el principio de la historia de esta civilización, era en la que aparecieron los primeros moradores del Nilo. Las aguas de este magnífico río se convirtieron en la piedra angular de la civilización egipcia, alrededor de cuyas orillas desarrollaron toda su vida, cultura y poderío.

A partir del siguiente milenio, la ocupación primaria (la recolección) poco a poco dio paso a nuevas tareas como la pesca y la caza. Esta evolución significó mayores remesas de alimentos lo que dieron como consecuencia un considerable aumento de la población. Con la llegada del año 6.000 a.C. comenzaron a construirse grandes poblados alrededor del Nilo que destacaron por una mayor planificación y mejor estructura que la que venían utilizando los primeros pobladores en sus pequeñas aldeas dispersas. El desarrollo de estos nuevos poblados giraba en torno a la agricultura.

egipto: rio nilo

¿Cómo eran los egipcios?

Si hay algo que llama poderosamente la atención a los moradores del presente es, sin duda, la forma de vivir de los egipcios; en particular, sus tradiciones y costumbres envueltas de un magnético aire de misterio y misticismo.

Costumbres

  • Las actividades económicas, tales como la caza y la pesca, se realizaban al aire libre.
  • Eran melómanos; disfrutaban con la música, en especial con las notas que arrancaban del arpa.
  • Estaban perfectamente adaptados a climas muy secos caracterizados por las altas temperaturas y las escasas estaciones de lluvia.
  • Eran aficionados a los juegos de mesa, especialmente el Senet, un juego que constaba de un tablero de 30 casillas en el que se colocaban 12 fichas.
  • Solían acudir a espectáculos de lucha, los cuales eran muy frecuentes en la época de la civilización egipcia.
  • La sociedad se estructuraba en base a jerarquías a modo de pirámide, en cuya cúspide se situaba la persona con mayor poder de todo Egipto, concretado en la figura del faraón; a continuación estaban los altos funcionarios, compuestos por sacerdotes y escribas; y, en la base de la pirámide, abajo del todo, se encontraba el pueblo formado por todos los campesinos, artesanos y esclavos.

Estilo de Vida

  • El material que protagonizaba la confección de las prendas de vestir era el lino; además, el color más usual solía ser el blanco. La elección de estas características no era baladí, ya que respondía a las necesidades climáticas: el ligero tejido de lino permitía la transpiración de manera que el cuerpo permanecía protegido del sol a la par que aireado; en cuanto al color, pasaba algo parecido, ya que los colores claros despiden más el calor que en el caso de los colores oscuros.
  • Todos los habitantes del antiguo Egipto, ya fuesen hombres o mujeres, se maquillaban como muestra de estética; sobre todo, ponían especial énfasis con los ojos, que remarcaban con negro mediante la aplicación de una tinta conocida como kohl y que se extraía de minerales como la galena.
  • Los moradores del Nilo fueron los primeros en emplear peluca; pese a ello, los hombres solían tener la cabeza rapada y las mujeres con tocados ceñidos a la frente.
  • El pan y la cerveza eran los elementos principales de una dieta que se caracterizaba por ser variada.
  • Para la construcción de sus casas, solían emplear macizos ladrillos cocidos a partir de barro.

cultura egipcia

Cultura egipcia: Características

La dilatada duración de la civilización egipcia dio como resultado la posibilidad de desarrollar en gran medida diferentes aspectos de su cultura, una cultura que ha trascendido el tiempo y que ha llegado hasta nosotros como una de las más avanzadas del mundo. A continuación, os extractamos las características más importantes de esta fascinante cultura:

Política

Reflejo de la sociedad, la política se desarrollaba atendiendo a una jerarquía en forma de pirámide, en cuya cúspide se encontraba el máximo mandatario concretado en la figura del faraón. Esta figura acumulaba todo el poder en sus manos ya que era elegido por los dioses, de manera que era considerado como un mismísimo dios en la tierra. La duración de la regencia del faraón duraba de por vida y, a su muerte, el poder se sucedía a su heredero, generalmente el primer varón.

civilización egipcia

Convicciones

Los egipcios estaban convencidos de la existencia de una vida después de la muerte, que se produciría en caso de que el juicio frente a Osiris fuese favorable; para que esto sucediese, debían cumplirse dos requisitos: por un lado, el alma debía pesar menos que una pluma y, en segundo lugar, el cuerpo tenía que conservarse sin mancha, de manera que de aquí surgió la técnica de la momificación.

Religión

En cuanto a sus creencias, los egipcios eran politeístas, es decir, creían en varios dioses. La inmensa mayoría de las actividades que se llevaban a cabo guardaban relación directa con la celebración de ceremonias religiosas y ritos. De la gran cantidad de dioses presentes en la religión egipcia, debemos destacar, en particular, a Ra o Amón Ra, dios del Sol y a Osiris, dios de los muertos.

civilización egipcia

Medicina

Los científicos egipcios destacaron en especial en los terrenos de la medicina y de la química; esto estaba apoyado, en gran medida, a sus fuertes creencias sobre la vida y la muerte. Eran unos especialistas en el campo de la anatomía humana y tenían la capacidad de descubrir la presencia de hasta 30 lesiones diferentes.

Economía

La agricultura suponía el eje vertebrador de la economía egipcia. La gran mayoría de las cosechas fueron inmensamente fructíferas debido a su posición estratégica en los alrededores del río Nilo. Estas enormes cosechas eran tan grandes que producían excedentes (a base, especialmente, de trigo y cebada) con los que el pueblo egipcio podía comerciar con otros pueblos.

Música

La melomanía llegó a ser tan esencial en la vida de los egipcios que se convirtió en objeto de ciencia, por lo que los eruditos solían estudiarla y dedicarle muchas horas de reflexión. Para los egipcios, la música no solo se trataba de algo con lo que disfrutar y rellenar los momentos de ocio, sino que también la erigieron en vía de expresión y representación cultural.

Escritura

Si por algo destacaron (entre otras cosas) los egipcios fue por su original método de escritura basado en jeroglíficos o pictogramas (símbolos y dibujos a través de los que representar ideas). Además, se trata de una de las primeras civilizaciones en contar con un modo de escritura propio. El estudio de esta forma de escritura nos ha permitido revelar gran parte de la cultura e idiosincrasia de esta particular civilización.

civilización egipcia: escritura

Literatura egipcia

La literatura egipcia es uno de los aspectos más importantes de la cultura de los moradores del Nilo, pues le dedicaron mucho tiempo y esfuerzo. Las obras más destacables emergen en el Imperio Antiguo (siglo III a.C.) y, entre ellas, cabe señalar la literatura religiosa, especialmente los textos fúnebres y las odas a los dioses. Los Textos de las Pirámides es uno de los textos más antiguos y que mayor importancia tiene, y en el que el tema protagonista es la mitología. Otra de las obras esenciales de este periodo es, sin duda, el Libro de los Muertos, máxima expresión de la cultura y sociedad egipcios.

Con el tiempo, emergieron muchos e importantes textos, sobre todo en el siglo de oro, con aportaciones como la Profecía de Nefertiti o las Instrucciones de Amenemhat. La inmensa preponderancia de estas obras llevo a griegos y romanos a traducirlas en gran medida, de manera que la forma de vida y gobierno de estos grandes imperios se vio muy influenciada por los egipcios. De todos los textos de esta época, cabe señalar, no obstante, la Piedra Rosetta, cuya envergadura en el terreno cultural fue tal que se considera uno de los textos antiguos más importantes de todos los tiempos: su estudio fue vital para entender el método de escritura egipcio y poder, así, descubrir los secretos que envuelven gran parte de la cultura egipcia. La importancia de la escritura fue tal que en Egipto se procedió a la construcción de numerosas bibliotecas cuya fama ha llegado hasta nuestros días: ¿quién no conoce la famosa biblioteca de Alejandría? Se piensa que albergaba en su interior entre 500.000 y 700.000 obras y escritos. Fue fundada por Ptolomeo en el siglo III a.C.

piedra rosetta

Aportaciones de la Civilización Egipcia en nuestros días

  • La inmensidad de esta civilización ha capeado las mareas del tiempo hasta nuestros días, dejando, entre otras, una de sus más importantes aportaciones: la escritura y el uso del papel como manera de dejar la huella de la historia. Si bien es cierto que el papel se descubrió en China, el uso diario para contar la cotidianeidad del día a día se lo dieron los egipcios.
  • Además, también les debemos la división actual del calendario en 365 días y 12 meses, a partir de cuya base se creó el calendario gregoriano.
  • Conceptos matemáticos como la división y la multiplicación vinieron de la mano de los avances en esta materia por parte de los egipcios.
  • Otros campos del saber que fueron cultivados por los moradores del Nilo fueron la literatura y la filosofía.
  • En el ámbito médico, desarrollaron una gran cantidad de analgésicos a partir de plantas que han llegado hasta nuestros días.

civilización egipcia