Saltar al contenido

Cultura Inca, un legado que asombra a la sociedad actual

El imperio Inca tenía la cultura más importante de Suramérica en la etapa histórica anterior al arribo de Colón a América en 1492. La leyenda inca se forjó como un gran imperio y se consideraba un territorio soberano, el cual abarcaba los siguientes países: Perú, Bolivia, Chile, Ecuador y Colombia; teniendo siempre como capital la ciudad del Cusco.

Este gran imperio dejó un legado científico y arquitectónico que ha sido utilizado y aprovechado hoy en día a través de un innovador sistema de construcción; las piezas que conforman las paredes de las construcciones incas no están unidas por ningún tipo de cemento o pegamento; ¿cómo es eso posible? Pues, se basan en un sistema de acoplado tan efectivo que permite que, después de tantos siglos, sigan estando en perfecto estado.

Los Orígenes de la Cultura Inca

Los Inca registraban los aspectos más importantes de su historia cultural en una serie de tablas y mantos; estos por su parte tenían pinturas que representaban algunas historias, como hechos heroicos, por ejemplo; luego, esas tablas o mantos eran guardadas para ser preservadas a lo largo de los años; así que gracias a dichas ilustraciones en la actualidad podemos conocer el estilo de vida que tenían los habitantes de este imperio.

En este sentido, según los historiadores, la cultura inca se fundó aproximadamente en el año 1200 d. C. Para esa época se destacó la presencia de las tribus preincaicas las cuales se establecieron en el Cuzco y sus alrededores; dichas tribus se clasificaron como las comunidades que se asentaron en este territorio durante esta época.

Otro aspecto que se puede destacar es que las primeras comunidades que se asentaron en la zona de Cuzco eran inmigrantes del reino altiplánico tiahuanaco.

Igualmente, se tiene conocimiento de que una de las razones principales de la permanencia en esta ubicación geográfica de América del Sur, se debió a que consiguieron las mejores condiciones en cuanto al clima, al agua y al suelo que se encontraba en esa zona.

Costumbres de los Incas

  • Sus creencias religiosas eran diversas; ya que creían en varios dioses, dependiendo de su estatus social.
  • Su imperio se mantuvo por tanto tiempo debido al alto nivel educativo que tenían la alta y la baja nobleza; los niños del pueblo no tenían la oportunidad de recibir la misma educación, ya que pertenecían a la clase social baja.
  • Tenían un régimen de gobierno al estilo piramidal; es decir, en la parte más alta estaba su máximo líder, el emperador inca; luego la alta nobleza, después la baja nobleza y por último el pueblo.
  • Para el pueblo no existía la propiedad privada; ya que el emperador se encargaba de repartir las tierras cada año.
  • Los incas tenían el ritual de que cuando había un nacimiento, el padre y la madre ayunaban varios días; y bañaban al niño o a la niña en la fuente de agua más cercana.
  • La baja nobleza y el pueblo vivían en poblaciones alrededor de la gran ciudad de Cuzco.
  • Viajaban hasta el Cuzco por motivo de negocios o para acudir a fiestas y festivales.
  • La utilización de la vestimenta diferenciaba las clases sociales; es decir, la alta nobleza utilizaba algodón de alta calidad, la baja nobleza utilizaba el algodón de menor calidad y el pueblo utilizaba la lana.
  • El pueblo construía sus viviendas con piedra y los techos eran de paja; las paredes eran de barro y las adornaban con pinturas muy coloridas. Tenían una sola habitación y carecían de ventanas.
  • Poseían un gran desarrollo en la economía y en la agricultura; además, eran muy religiosos y se caracterizaban por tener una red de carreteras altamente desarrollada.
  • Su sistema económico estaba organizado por el emperador y su gobierno; primordialmente tenían una economía agraria, donde cultivaban patata y maíz.