Saltar al contenido

Cultura Wari, una de las civilizaciones más vanguardistas de la historia

La influencia del imperio Wari o Huari en las regiones andinas, más concretamente en las sierras y costas del Perú, sigue gritando en el presente.  Hoy admiramos su maravillosa arquitectura  y su hermosa aportación artística. Recientemente, en la llamada plaza principal de Pikillaqta, en Cusco, se produjo un hallazgo sin igual, que permitirá conocer a mayor nivel esta milenaria y osada cultura.

Inicios de la Cultura Wari

La Cultura Wari fue conformada por un pueblo valiente con poderosos  y disciplinados guerreros, que combatieron y lograron muchas victorias. Según los expertos, esta civilización nació aproximadamente en el siglo VI después de Cristo y desapareció en el siglo XIII; su ciclo puede dividirse en grandes etapas evolutivas, teniendo un común en todas ellas: las formas artísticas y culturales.

El poderío militar de los Wari los llevó a difundir sus tradiciones y cultura por extensas regiones, llegando hasta el norte de Lambayeque, el sur de Moquegua y al este de Cusco. Fue una cultura muy organizada en áreas que hoy son para nosotros naturales, como  la política y la social. Además, conocían técnicas y métodos muy innovadores para la época, que desarrollaron hábilmente  por motivos de su agricultura.

Algunas costumbres Wari

  • Principalmente eran militares, por eso lograron conquistar muchos territorios y pueblos. Su capital era Wari, ubicada en la actual ciudad de Ayacucho.
  • Erigían sus ciudades con grandes edificaciones, mayormente cubiertas de yeso, que brillaban con la luz solar. Sus hogares eran construidos con formas simétricas y rectangulares.
  • Construyeron maravillosos sistemas de conductos de agua, para que prosperaran sus cultivos.
  • Cultivaban la coca y otras plantas similares, el algodón y también comerciaban con aves y monos.
  • Socialmente estaban jerarquizados. Dominaba la clase guerrera, y la base del pueblo eran los agricultores y pastores.
  • Eran politeístas. Los dioses se personificaban en objetos elaborados en cerámica, con rasgos y características humanas o de animales.
  • Sus prendas, hoy conocidas como ponchos, eran elaborados con algodón en colores muy brillantes e hilvanados; solían usar gorros.
  • Su alimentación incluía maíz, quinua, papa y llamas o alpacas.

¿Qué distinguía a la cultura Wari?

  • Su economía se basaba en la agricultura, la ganadería y los grandes despojos por las guerras. No utilizaban monedas, ni tenían mercados, por ello la clase dominante distribuía las riquezas.
  • La organización política de los Waris fue muy compleja, ya que tanto el poder administrativo como el religioso dirigían al pueblo. Su imperio y expansión era tanto nacional como internacional.
  • La cultura y el arte Wari estuvo muy influenciado por la cultura Tiahuanaco; incorporaban a sus dioses en sus objetos de cerámica. El arte más importante y representativo de los Wari son los Monolitos.
  • Los Wari dominaban el trabajo de laminar, forjar y martillar en oro, cobre y bronce. En Conchopata se han encontrado muchos de estos elementos
  • Para muchos historiadores, los tapices Wari son, con mucho, los más hermosos, la mayoría elaborados en algodón o lanas. La cultura Wari fue una de las civilizaciones precursoras en la excelente elaboración de tapices resistentes, con tejidos muy hermosos y de colores muy llamativos.
  • La cerámica es una característica intrínseca de los Wari; en ella incluían lo que consideraban sus dioses; además de figuras naturales, orgánicas, elementos simbólicos y destacados dibujos mitológicos, de formas con cabeza de felinos.

¿Qué nos han legado los Wari?

  • Sin duda el arte de la cerámica que evoca la cultura Wari está muy presente en la cultura peruana.
  • Los Wari dominaron perfectamente muchas técnicas para trabajar el algodón y la lana; hoy esos materiales son la base de la confección de muchas prendas.
  • El legado visual del impresionante tallado en piedra de figuras humanas, conocidas hoy como monolitos.