Saltar al contenido

Cultura maya, el imperio que levantó Chichen-Itzá

cultura maya

La antigua civilización maya es una de las mayores civilizaciones de América Central que existió en la época anterior a Colón. De hecho, la civilización del pueblo maya precedió a la de los aztecas y vivió cientos de años más que ellos. Ha florecido y caído varias veces durante los últimos dos mil años. De hecho, todavía está presente hoy en día en la cultura de muchos individuos que habitan la Península de Yucatán

El imperio maya influyó en los futuros imperios e incluso en el mundo tal y como lo conocemos hoy en día. ¿Pero quiénes eran los antiguos mayas? ¿Cómo impactó la historia maya en la historia azteca? ¡Vamos a averiguarlo! 

Orígenes del Imperio maya

Gran parte de la historia maya está envuelta en un gran halo de misterio, aunque se cree que los pueblos mayas comenzaron a asentarse en el área de Yucatán, lo que hoy es México, entre el 2600 a.C. y el 1800 a.C. 

Con el paso de los siglos, su cultura y su religión se desarrollaron, pero nunca sabremos con certeza, hasta dónde habrían llegado si siguieran en pie hoy día.

Lo que ahora llamamos el imperio maya realmente llegó a su fin entre el 250 y el 900 d.C. Se llevaron a cabo construcciones a gran escala, y se desarrollaron grandes ciudades. Al igual que la civilización azteca que vendría más tarde, la antigua civilización maya se basaba en las ciudades-estado. Algunas de las principales ciudades fueron Tikal, Copán, Chunchucmil, Bonampak y Palenque. Se desarrolló el comercio a larga distancia, y se construyeron las famosas pirámides o templos mayas. Los antiguos mayas continuaron desarrollando el arte, las matemáticas y la ciencia por las que son famosos aún hoy en día.

La ciudad maya de Tikal se encontraba más al sur de lo que estarían los aztecas, los mayas dominaban lo que ahora son los estados mexicanos de Chiapas, Tabasco y la mayor parte de Yucatán. El imperio también se extendía por el norte de América Central, incluyendo Guatemala, El Salvador, el oeste de Honduras y Belice.

La mitología maya

El panteón de los mayas constaba de más de 200 deidades, algunas de ellas de origen mesoamericano más antiguo, mientras que otras «fueron concebidas» durante el período posclásico tardío (es decir, desde alrededor del año 900 d.C. hasta principios del siglo XVI).

Además, curiosamente, los Mayas no otorgaban a muchos de sus dioses características «divinas». En esencia, las deidades mayas eran tratadas como entidades sobrenaturales, que si bien eran poderosas, también podían ser engañadas e incluso asesinadas por los astutos mortales. En cualquier caso, en este artículo, trataremos de cubrir algunos de los principales dioses y diosas mayas que eran venerados en la mayoría de las ciudades-estado. Las principales fuentes pertenecen al Códice de Madrid y al Códice de Dresde – dos de los libros mayas precolombinos que datan de alrededor del 900 – 1550 d.C. Otras fuentes incluyen el Popol Vuh, un texto Maya sagrado que cubre los mitos de la creación y otras tradiciones relacionadas con el pueblo Kʼicheʼ, que habitaba en las tierras altas de Guatemala. Fue posteriormente transcrito y traducido al español a principios del siglo XVIII. También, es de importancia resaltar que en los textos eruditos muchos de los dioses y diosas Mayas tienen sus designaciones basadas en letras (como el Dios B o el Dios D). 

cultura maya

Itzamná – El Gobernante de los Cielos

Uno de los dioses y diosas mayas más populares del panteón precolombino, Itzamná (Itzam Na o también llamado Dios D) fue designado como el rey del cielo y de la noche y el día. En la narración mítica, su dominio sobre estos vastos dominios está sostenido por un conocimiento innato e incluso arcano. A menudo se le retrataba como un anciano desdentado con un comportamiento amable, nariz aguileña, ojos grandes y un sombrero cilíndrico, en alusión a sus cualidades de liderazgo. 

En algunos casos, se le percibe como el hijo de Hunab Ku – el poderoso pero caprichoso dios creador que provocó inundaciones para acabar con la raza humana. Por el contrario, Itzamná se presenta como una antítesis de su padre, ya que ayuda al pueblo maya inventando la escritura, los sistemas de calendario, la agricultura, las ciencias y las medicinas. En pocas palabras, se le percibe como una figura cultural que establece los cimientos de una civilización que florecerá más tarde. Y hablando de relaciones, Itzamná también fue identificado como el esposo de Ix Chel, y juntos fueron venerados como la pareja que dio a luz a toda una generación de dioses mayas. 

Curiosamente, en términos de etimología, Itzamná significa «lagarto» o «pez grande» en la lengua maya, con el prefijo Itz también aludiendo a la divinidad, la predicción e incluso la brujería en otras lenguas mesoamericanas asociadas. A Itzamná también lo conocemos por otros nombres, incluyendo Kukulkán (serpiente emplumada), y es representado como una serpiente de dos cabezas o incluso como una criatura híbrida con rasgos tanto humanos como de lagarto (o caimán).

Ix Chel – La diosa maya de la luna

Ix Chel (o Ixchel, también llamada Diosa O y a veces asociada con la Diosa I) era una importante deidad femenina en el panteón maya (tanto del período clásico, como del posclásico tardío alrededor del 250 – 1550 d.C.). A menudo denominada como la «Dama Arco Iris«, la diosa está asociada con la luna, el clima, la fertilidad, los niños y la salud. Curiosamente, al igual que su contraparte masculina Itzamná, Ixchel, en la narración mítica, era conocida por su doble aspecto.

Fue representada como una joven y bella seductora que simbolizaba la fertilidad, el matrimonio y el amor. En este aspecto, se la asociaba tanto con los ciclos lunares como con los conejos y a menudo se le daban epítetos como Ixik Uh («Dama Luna»). Por otro lado, como Diosa O, Ix Chel (o una deidad que era similar a Ix Chel) era representada como una anciana maga que tenía el poder de crear y destruir la tierra. En relación con este último aspecto, la Diosa O también fue representada con garras, colmillos y un cuerpo rojo adornado con símbolos de la muerte y calaveras – y esta encarnación fue llamada Chac Chel (‘Arco Iris Rojo’).

Kinich Ahau – El Dios Sol de los Mayas Yucatecos

Kinich Ahau (o Ahaw K’in, también conocido como Dios G) era el nombre del Dios Sol de los Mayas Yucatecos (el pueblo maya de Yucatán), y como tal, el elemento prefijo kʼinich puede haber significado ‘ojos de sol’, posiblemente refiriéndose a un linaje real durante el Período Clásico (alrededor del 250 – 900 DC). Curiosamente, en algunos casos, dada su asociación con un elemento del cielo, el dios maya Kinich Ahau también se considera una de las diferentes formas que puede adoptar Itzamná, el mencionado gobernante de los cielos. En una de las narraciones míticas, Ix Chel, la diosa de la luna, lo impresiona vistiendo un fino vestido tejido, y los dos se convierten finalmente en amantes, aunque su relación se volvería un caos más tarde.

En cuanto a las representaciones, Kinich Ahau, como corresponde a su estatus real, a menudo era representado con una nariz ganchuda, grandes ojos cuadrados e incluso una barba (en algunos dibujos). Y como otros dioses mayas de tal índole, también fue representado de forma diferente, o de manera dual en algunos códices, como un anciano de dientes torcidos (en el Códice de Madrid). Increíblemente, también se le asociaba con el jaguar, ya que se creía que el dios del sol se transformaba en el depredador felino durante la noche. Además, Kinich Ahau era venerado como el dios patrón del día (ya que encarnaba al sol) y el número cuatro.

Chaac – El Dios Maya de la Lluvia

Chaac (Chac o Chaakh, también conocido como Dios B) era la deidad maya de la lluvia, lo que lo convierte en un dios muy importante en una civilización mayoritariamente agrícola como la de los mayas. Además, también era venerado como el dios del trueno y las tormentas, basado en el mito que sugiere que golpeaba las nubes con hachas de jade e incluso serpientes para hacer caer la lluvia. Tales acciones alimentaban los diversos cultivos (especialmente el maíz, que a menudo se atribuye como un regalo de Chaac al pueblo maya después de que él descubriera la planta dentro de la roca) y fomentaban el ciclo natural de la vida en términos de regeneración.

En algunas narraciones, se le presenta como el hermano del dios del sol Kinich Ahau. Y mientras estos hermanos estaban cerca, Chaac se iba enamorando más y más de la hermosa esposa de Kinich Ahau (posiblemente Ix Chel), hasta que finalmente sufrió su merecido castigo. Algunas leyendas mayas cuentan que la lluvia cae solo cuando Chaac clama al cielo con arrepentimiento, contradiciendo así el «efecto hacha» o el “efecto serpiente” en las nubes. En cualquier caso, históricamente, muchos gobernantes Mayas fueron venerados como «fabricantes de lluvia», subrayando así su fuerte relación con Chaac, el dios Maya de la lluvia. Curiosamente, a pesar de ser la deidad de la lluvia, se creía que Chaac no habitaba en los cielos sino en las profundidades de las cuevas y cenotes. A su homólogo azteca conocido como Tláloc, también se le relacionaba con las cuevas, manantiales y montañas.

Yumil Kaxob – El Dios Maya de la Flora

Yumil Kaxob (que significa «Dueño de la cosecha») fue posiblemente venerado como el dios maya de la flora y los cultivos. En muchos sentidos, se le percibía como la esencia o el poder que residía en los cultivos que les permitía crecer, madurar y, en última instancia, sostener y alimentar al pueblo maya. Por esa razón, a Yumil Kaxob a menudo también se le asociaba con el dios del maíz. En algunas narraciones, también se le representa como el hijo de Chaac, y el dúo padre e hijo trabajan juntos para producir lluvia y cultivos para los agricultores. 

Así que, en muchos sentidos, Yumil Kaxob fue venerado como un aspecto de la fuerza vital que reside en las plantas. Por ello, durante los tiempos de sequía, se creía que Yumil Kaxob había sido «asesinado» por el dios maya de la muerte, Yum Cimil, del que hablaremos más adelante. Sin embargo, Kaxob tenía el poder del rejuvenecimiento y la inmortalidad, y como el ave fénix volvía a la vida una vez más para completar el ciclo natural.

Yum Cimil – El Dios Maya Yucateco de la Muerte

Las cosas se complican un poco cuando toca el turno de hablar de los dioses mayas de la muerte. La razón es que hay numerosas deidades que se asociaron con el aspecto de la muerte, como Yum Cimil (‘Señor de la Muerte’) en Yucatán y Ah Puch (o Ah Pukuh) en Chiapas. En el Popol Vuh, se mencionan entidades de la muerte como Hun-Camé (‘Una muerte’) y Vucub-Camé (‘Siete muertes’), ambas derrotadas accidentalmente por los humanos. 

cultura maya

En cuanto a Yum Cimil, el dios, era representado con su máscara esquelética, un vientre muy grande relleno de materia en descomposición y el cuerpo adornado con huesos. En algunas narraciones, gobierna los nueve niveles del inframundo conocido como Mitnal, donde saca a relucir todo su sadismo torturando las almas con fuego y agua. 

Yum Kaax – El Dios Maya de los Bosques 

Conocido como el hijo de Itzamna e Ix Chel en algunos mitos, Yum Kaax o el señor de los bosques, era el más joven de los dioses y diosas Mayas. Y es interesante que, aunque a menudo se le representa con motivos de maíz, Yum Kaax no debe ser confundido con el dios del maíz (o Dios E). Más bien la deidad, como su nombre indica, era venerada como guardiana del bosque y protectora de la vida silvestre, tanto de la flora como de la fauna que vivían en él. 

A menudo representado con un elaborado tocado de maíz o una maceta con mazorcas de maíz en la mano, Yum Kaax fue posiblemente venerado tanto por agricultores como por cazadores. La primera conexión alude a cómo este dios maya también fue rezado como una deidad de la agricultura, tanto que muchos ofrecían sus primeras cosechas a la deidad del bosque. En cuanto al segundo, los cazadores tenían que ofrecer oraciones y rituales especiales para recibir el permiso y la guía de Yum Kaax para tener fortuna en la caza, especialmente cuando cazaban ciervos.

Huracán – El Dios Maya de las Tormentas y el Caos

Huracán, U Kʼux Kaj, ‘Corazón del Cielo’, a veces llamado Dios K, es uno de los principales dioses Mayas. Se creía que era la fuerza primordial desatada por las divinidades duales conocidas como Tepeu y Gucumatz, como se menciona en el Popol Vuh. Esta fuerza caótica era necesaria para que los dioses creadores «cincelaran» el orden de la creación y su manifestación en el plano físico. En pocas palabras, Huracán (como el dios hindú Shiva) era considerado como el ser antitético cuya esencia y comportamiento lleva irónicamente a la supervivencia de la vida. Un ejemplo sería una narración mítica que nos muestra cómo era Huracán, quien envió un gran diluvio para acabar con toda la humanidad e invocar a la Tierra para la renovación de la vida. 

Dado su inmenso poder y sus caóticos orígenes, Huracán fue a menudo asociado con los relámpagos, el viento y las tormentas. Curiosamente, en algunos cuentos, Huracán es el que abrió las montañas por medio de sus relámpagos para revelar la semilla de maíz oculta, lo que condujo a la destreza agrícola del pueblo maya. En cuanto a las representaciones, el dios maya de la tormenta fue representado con una nariz «ramificada» símbolo de su poder y una pierna que se transformaba en una serpiente al final.

Ix Tab – La diosa maya asociada a la luna o al suicidio

El llamado Códice de Dresde contiene una imagen relativamente gráfica de una mujer muerta o desmayada con una cuerda alrededor de su cuello que cuelga del cielo. Este motivo mítico se percibe a menudo como la representación de Ix Tab, la diosa Maya del «suicidio». La conexión entre el acto de suicidio y una deidad Maya fue probablemente hecha por primera vez por el obispo español del siglo XVI, Diego de Landa. Este insinuó que en los círculos mayas, el suicidio cometido por depresión, enfermedad o dolor era visto de forma relativamente positiva, y como tal, se permitía al difunto ir a la gloria, a menudo acompañado por Ix Tab, la diosa de la horca.

cultura maya

Sin embargo, al examinar más de cerca el Códice de Dresde, la imagen de la mujer «colgada» se representa en la sección que trata de los eclipses, y como tal, esta representación particular puede haber significado el suceso de un eclipse lunar (la luna «muerta» se personifica con una persona muerta o paralizada o una diosa que cuelga del cielo). En cuanto a otra hipótesis, Ix Tab podría haber sido la versión femenina de Ah Tab (o Ah Tabay), un dios maya menor de la caza asociado con la trampa o el engaño. 

Acan – El dios maya de la intoxicación

A menudo asociado con brebajes alcohólicos, el Acan (o Akan) era considerado como uno de los dioses mayas que se deleitaba con las grandes celebraciones y la bebida. No es de extrañar que fuera el patrón del balché, un cóctel mesoamericano hecho con miel fermentada y la corteza amarga del árbol balché. Esencialmente, Acan era percibido como el “dios de la fiesta», reflejando así a sus homólogos griegos y romanos como Dionisio y Baco. 

Curiosamente, los propios mayas consideraban este estado de embriaguez como algo que les acercaba al dios Acan. Hubo incluso casos en que sacerdotes y oficiales se drogaban con otras sustancias que iban desde el tabaco hasta los hongos. En algunos casos, Acan también era representado como un amigo cercano de Cucoc, el dios maya de los esfuerzos creativos, lo que también subrayaba cómo el talento artístico se consideraba una extensión de las actividades recreativas.

Kukulkán – La serpiente emplumada

También conocida como la Serpiente Emplumada (Quetzalcoatl en la mitología azteca), los orígenes de Kukulkán se remontan al período preclásico tardío, como se evidencia en la representación del dios serpiente encontrada en el sitio olmeca de La Venta

Increíblemente, dada la diversidad de culturas en Mesoamérica y la naturaleza siempre cambiante de los mitos y las tradiciones, Kukulkán fue retratado en formas que iban más allá de la morfología de la serpiente. Por ejemplo, hay algunas representaciones que datan de alrededor del año 700 al 900 d.C. del sitio de Xochicalco en las que el dios Kukulkán tiene una forma claramente humana.

Su centro de culto probablemente fue Teotihuacán, la ciudad más grande de las Américas precolombinas, alrededor del siglo I d.C. Y después de la caída de Teotihuacán a principios del siglo VII d.C., la veneración a la «Serpiente Emplumada» no se detuvo, sino que se extendió a otros centros urbanos mesoamericanos, incluyendo Xochicalco, Cholula, e incluso Chichén Itzá.

Se puede plantear la pregunta de por qué la deidad estaba particularmente asociada a una serpiente, y según algunos expertos, la serpiente en su forma más básica en la cultura mesoamericana podría haber representado la tierra y la vegetación. El arqueólogo Karl Taube planteó la hipótesis de que la serpiente emplumada, en virtud de su morfología «evolucionada», podría haber estado asociada con la fertilidad así como con las intrincadas clases políticas de la región.

Camazotz – El monstruo murciélago

Aunque no se cuenta realmente entre los dioses mayas, Camazotz a veces se fusionaba con entidades divinas, como en el caso del Zotzilaha Chamalcan, el dios del fuego del pueblo maya k’iche’ (quiché) de Guatemala. Sin embargo, en el Popol Vuh, Camazotz es el nombre que se atribuye a criaturas de forma humana parecidas a murciélagos, o más bien a vampiros, que son muy peligrosas. Tanto es así que una de ellas le arranca la cabeza a un héroe mortal, con el que luego se juega a un espantoso juego de pelota. ¿Podéis averiguar de dónde proviene el famoso traje de batman?

cultura maya

Curiosamente, en términos de zoología convencional, las tres especies conocidas de murciélagos vampiros son en realidad nativas del Nuevo Mundo. Así que no es una sorpresa que sea la mitología maya la que arroje luz sobre la leyenda de una criatura vampírica mítica. Pero lo realmente fascinante es que la leyenda de los Camazotz tiene muchas similitudes con las conocidas historias de vampiros de las últimas épocas. En ese sentido, algunas narrativas describen a Camazotz como una entidad puramente maligna con el único objetivo de causar terror entre los mortales.

De manera similar, en los mitos del pueblo zapoteca, que gobernó en la región de Oaxaca, en México, alrededor del año 100 d.C., los murciélagos eran los heraldos de la noche, la muerte y el sacrificio. Esta macabra asociación probablemente proviene del hecho de que los murciélagos eran conocidos por habitar las partes más oscuras de las cuevas alrededor de los cenotes. Y tales áreas eran consideradas como «portales» o puntos de entrada al misterioso inframundo. No es sorprendente que en algunas representaciones, Camazotz fuese representado con un cuchillo de sacrificio en una mano y un corazón humano en la otra.

Singularidades de la sociedad maya

Los mayas crearon una gran civilización en zonas de lo que hoy es México y Honduras y en Guatemala. Los antepasados de los mayas eran cazadores, pero alrededor del 2.000 A.C. adoptaron la agricultura como forma de vida. En los años que van del 300 a.C. al 250 d.C. surgieron reinos mayas organizados. Luego, desde el 250 d.C. hasta el 600 d.C. surgió una civilización avanzada. Los mayas inventaron su propia escritura e hicieron grandes avances en astronomía y matemáticas.

La civilización maya vivió su máximo apogeo desde el 600 d.C. hasta el 900 d.C. Sin embargo, después del año 900 d.C. decayó. En la zona central, las ciudades fueron abandonadas, y aunque no estamos seguros de por qué, tal vez hubieran catástrofes climáticas o se produjeran hambrunas. O tal vez la guerra entre los diferentes reinos mayas causaron grandes desastres. En cualquier caso, en el extremo norte y sur la gente continuó viviendo en las ciudades, por lo que la civilización maya no llegó a desaparecer completamente.

Entonces, fue en la década de 1520, cuando los conquistadores españoles invadieron y conquistaron a los mayas. Sin embargo, muchos descendientes de los mayas siguen viviendo hoy en día.

La Sociedad Maya

No había un solo estado maya, sino que había un pueblo con una misma cultura y religión dividido en muchas ciudades-estado. Cada ciudad estado o reino estaba gobernado por un autócrata, es decir, (un hombre con poder absoluto. Sin embargo, aunque tenían un poder ilimitado, los gobernantes mayas solían tener un consejo de hombres importantes para asesorarlos. La guerra entre los reinos mayas era muy común.

En el centro de cada ciudad maya había una zona de palacios, templos piramidales (algunos de ellos de hasta 70 metros de altura) y plazas, donde se celebraban ceremonias religiosas. En las plazas había estelas, piedras verticales que se tallaban con las fechas de las ceremonias y eventos importantes. Muchas ciudades eran tan grandes, que algunas tenían una población de 45.000 habitantes.

Debajo de los gobernantes estaban los nobles y los sacerdotes. Debajo de ellos estaban los hombres libres, los artesanos y los granjeros. Debajo de ellos estaban los esclavos que hacían el trabajo más duro.

cultura maya

Los mayas no tenían animales para transportar cargas, por lo que todas las mercancías eran transportadas por seres humanos. Además, tampoco tenían herramientas de metal, de manera que todas sus armas y herramientas estaban hechas de madera y piedra.

Los mayas inventaron un sistema de escritura que utilizaba imágenes para representar sonidos. La escritura fue pintada en libros hechos de corteza de higuera. También fue pintada en la cerámica. Desafortunadamente los españoles quemaron muchos libros mayas, por lo que se sabe muy poco de su historia.

Los Mayas también escribían números y tenían un símbolo para el cero, lo cual era muy inusual entre las civilizaciones antiguas. Los mayas también eran excelentes astrónomos y podían predecir eclipses.

La comida maya

Los mayas practicaban la agricultura de «tala y quema». Talaban un área de bosque y quemaban los árboles. Los mayas sembraban los cultivos en mayo y los cosechaban en noviembre. Sin embargo, después de unos años, el suelo perdía su fertilidad. Los granjeros entonces «talaban y quemaban» otra parte del bosque. Mientras tanto, el área abandonada volvería a crecer con los años.

Los granjeros mayas también drenaban las áreas pantanosas para la agricultura y cavaban canales para la irrigación. Los granjeros no tenían arados pero usaban palos para cavar.

El maíz era el alimento básico de los mayas, pero también cultivaban frijoles, chiles, batatas y calabazas. También comían frutas como la papaya, la sandía y los aguacates.

Comían animales como ciervos, pavos, perros, pecaríes (cerdos salvajes) y un tipo de roedor llamado agutí, aunque también pescaban y tenían abejas para la miel.

Por las mañanas los mayas comían una «gacha» hecha de maíz y chile llamada saka. Durante el día comían algo similar a las albóndigas hechas de masa de maíz con vegetales o carne dentro de ellas. Las «albóndigas» se llamaban tamales y estaban envueltas en hojas de plantas de maíz. La comida principal era por la noche. Los mayas comían tortitas de maíz llamadas tortillas. Se comían con un guiso hecho con vegetales y, a veces, carne.

Los mayas bebían una bebida alcohólica llamada blache. Y el chocolate estaba destinado solamente a la clase noble.

Casas Mayas

La casas mayas estaban compuestas por varios edificios construidos alrededor de patios, y esto era así tanto para los ricos como para los pobres. La casa era similar a un recinto, allí muchas generaciones diferentes de la misma familia vivían juntas, cada una en sus propias habitaciones o edificios, conectados por una serie de patios.

Dentro podíamos encontrar desde talleres, hasta dormitorios, y en los recintos realmente grandes también había baños de vapor y tumbas y santuarios. Normalmente había una cocina y un área de almacenamiento separada. La mayoría de los hogares tenían un área común donde la familia podía reunirse para comer o para cualquier otro propósito.

Los Mayas usaban plataformas de piedra como camas, y en algunas ruinas, los arqueólogos han encontrado anillos para cortinas que probablemente separaban las zonas de estar de las de dormir.

En cada familia, sólo los hijos podían heredar, por lo que era muy importante tener un hijo, o todos los bienes familiares podrían perderse.

A los niños se les enseñaba la importancia de no cometer ningún “delito”, especialmente algo tan serio como el asesinato. Si alguien era declarado culpable de un delito grave, su castigo podía ser la muerte, pero la familia de la víctima tenía la opción de afrontar el pago en su lugar. El pago a veces era el de la muerte de toda la familia.

Ropa Maya

Viviendo en un clima cálido, ambos sexos llevaban ropas simples de algodón. Los hombres llevaban un taparrabos. Las mujeres llevaban un largo vestido de algodón llamado huipil. Si hacía frío, ambos sexos llevaban una capa llamada manta. Los mayas usaban sandalias de cuero.

Los mayas eran gente baja, fornida y de pelo oscuro. Ambos sexos llevaban el pelo largo y atado hacia atrás.

Creían que las frentes aplanadas eran hermosas. Mientras sus cráneos aún eran suaves, los bebés llevaban marcos de madera para aplanarlos. Los mayas también creían que ser bizco era atractivo. Así que ataron un abalorio en la parte delantera de la cabeza de un niño para que colgara entre sus ojos y el niño se ponía bizco al mirar la cuenta.

Los mayas también se tatuaban y se limaban los dientes. Los ricos también usaban joyas hechas de jade y otros materiales preciosos.

cultura maya

Los Mayas también cazaban guacamayos y loros por sus plumas, que se usaban para hacer tocados.

La belleza para los mayas

¿Has oído alguna vez la expresión «la belleza está los ojos del que mira»?

Pues para convertirse en una persona atractiva en el antiguo mundo maya, un individuo debía tener su frente inclinada hacia atrás, sus ojos bizcos, su nariz tan perforada que pareciera estar rota, que sus orejas, nariz y labios estuvieran perforados y adornados, que sus dientes estuvieran limados en patrones y que su cuerpo estuviera tatuado y pintado.

Para lograr este aspecto perfecto, no podían esperar hasta que fueran adultos, tenían que empezar su proceso desde bebé. Para conseguir el aspecto de frente inclinada, cuando eran bebés y su cráneo aún era blando, se les ataba una tabla en la frente. Esto obligaba a la cabeza a deformarse con una inclinación hacia la parte posterior de tu cabeza. En unas cuantas semanas, el trabajo estaba hecho y su frente permanecería inclinada hacia atrás para el resto de tu vida.

Para lograr un aspecto bizco, se le pegaban a su pelo unas bolitas diminutas que se dejaban caer sobre su cara. Con el tiempo, sus ojos se pondrían ligeramente bizcos al mirar las bolitas que rebotaban entre tus ojos, justo encima de tu nariz.

En cuanto a la nariz, era importante usar un puente nasal removible que le diera una forma más atractiva.

cultura maya

También querían perforar sus orejas, labios y nariz para poder llevar joyas de colores hechas de cualquier material que se les permitiera usar, según su estatus social.

Naturalmente, todos querían tatuar y pintar su cuerpo, especialmente los guerreros, que eran pintados y tatuados para lograr ese aspecto especialmente feroz tan popular en tiempos de los Mayas.

Aunque muchos de estos rituales de belleza eran dolorosos, si querían ser atractivos a los ojos de los demás mayas, debían someterse a ellos.

Mujeres

Las mujeres mayas participaban en el gobierno, la política, la economía y la agricultura y también ayudaban a preparar a sus hombres para la batalla, aunque las mujeres no eran guerreras. 

Jugaban un papel activo en la religión Maya, y eran responsables del cuidado de los santuarios domésticos. También se encargaban de preparar la comida a diario, que normalmente estaban compuestas de maíz, judías y calabazas, además de cualquier otra cosa que sirvieran, a menos que tuvieran esclavos para hacerlo por ellas. Las mujeres tallaban y pintaban calabazas para cocinar y servir la comida. Además cuidaban el jardín situado en la cocina y también del ganado. Las esposas de los granjeros hacían sus propias ropas tejiendo e hilando.

Las mujeres, al igual que los hombres, estaban restringidas a su nivel social, ya que los Mayas tenían un sistema de castas. Un sistema de castas es un sistema social muy rígido en el que naces en una posición social y no puedes dejar esa posición hasta tu muerte. En un sistema de castas se requiere que te cases con alguien que se encuentre dentro de tu propia casta. La casta superior estaba compuesta por nobles y sacerdotes. La casta media estaba compuesta por hombres de negocios, comerciantes y soldados. La casta inferior estaba compuesta por granjeros y esclavos.

Las mujeres no podían heredar de sus padres. Para las familias que no tenían hijos, cuando una hija se casaba, como hemos dicho anteriormente, tenía que dejar la casa inmediatamente y vivir con los padres de su marido hasta que naciera su primer hijo. Sus suegros podían tratarla como quisieran y en numerosos casos, el trato era horrible, y aunque no podían matarla, sí podían dejarla sin comer y golpearla, y a menudo lo hacían. Esto continuaba hasta que nacía su primer hijo, entonces el pueblo le daba a la joven pareja un pedazo de tierra, y finalmente podían vivir por su cuenta y con suerte tener algunos hijos e hijas. Cuando los padres de ella murieran, sus tierras y pertenencias serían asignadas a otras persona, por lo que las tierras de estos no se entregarían a los hijos varones que tuviera ahora, o lo que es lo mismo, la herencia era una línea contínua entre varones, si esa línea se interrumpía, los bienes y tierras se perdían.

Las mujeres podían divorciarse y volver a casa si su padre se lo permitía, ya que el divorcio era fácil y común en el mundo Maya. A las mujeres en edad fértil no se les permitía permanecer solteras. Los matrimonios se arreglaban, y se encontraba un nuevo marido para ella, le gustara o no.

Los niños mayas

Los niños mayas eran tratados como pequeños adultos. El trabajo de una niña era aprender de su madre y el trabajo de un niño era aprender de su padre, es decir, que sii su padre era granjero, aprendía a serlo, y si su padre hacía armas, aprendía a hacerlas.

Los hijos de los plebeyos no iban a la escuela y los hijos de los nobles mayas aprendían en casa o en pequeños grupos con un tutor.

No se sabe si los niños mayas jugaban con juguetes, pero si tenían lo hacían, estos juguetes serían probablemente versiones pequeñas de las herramientas que sus padres usaban en el trabajo. Los arqueólogos han encontrado algo que parece un juego, pero se desconoce si era una actividad infantil o una actividad de adultos.

Cuando los niños alcanzaban la edad de 15 años, la edad en la que un niño se convertía en adulto en el mundo Maya, había una ceremonia de mayoría de edad. La ceremonia incluía un anuncio público por parte del sacerdote de que el niño había sido preparado adecuadamente por sus padres para el trabajo asignado a ese niño, y que el niño estaba ahora listo para el matrimonio. Después del anuncio, había una fiesta dada por los orgullosos padres con invitados. Esta ceremonia era llevada a cabo por familias tanto de plebeyos como de nobles. Poco después, se arreglaba un matrimonio, y eso era todo. Los niños mayas no tenían mucha infancia, ya que parte de su día lo pasaban rezando y la mayor parte de este lo pasaban aprendiendo a trabajar. 

Educación

En la antigua sociedad maya, había una clase especial de sacerdotes cuyo trabajo era enseñar a los hijos de los nobles. Ese sacerdote, o grupo de sacerdotes, enseñaba matemáticas, ciencias, astronomía, medicina, escritura y otras materias.

Pero no había una escuela formal para los hijos de los plebeyos. La mayoría de la gente en el Imperio Maya eran agricultores, y el trabajo de un niño era ayudar a sus padres. 

cultura maya

Si un niño exhibía un talento increíble, especialmente en las artes, ese niño en ocasiones podía ser escogido para que le enseñaran una profesión especializada. Pero esto era raro. La posición social en cada ciudad-estado estaba muy estructurada. Las posiciones y los trabajos eran hereditarios.

Matrimonio

Después de la ceremonia de mayoría de edad, que ocurría cuando los niños cumplían 15 años, los niños y las niñas podían casarse. La mayoría de la gente se casaba a los 20 años. Los novios no podían tener el mismo apellido, aunque se fomentaba que fueran del mismo pueblo o ciudad, y tenían que ser de la misma clase social.

Una vez hecha la selección, un sacerdote realizaba una sencilla ceremonia, normalmente en la casa de los padres de la novia. Tanto la mujer como el hombre mantenían su propio apellido. Sus hijos llevaban el nombre de ambos padres. La familia era muy importante para los mayas, y mantener el propio apellido ayudaba a establecer las líneas familiares. Si el matrimonio no funcionaba por cualquier razón, como hemos mencionado anteriormente, podían divorciarse, y volver a casarse era sencillo. Los mayas trataban a los solteros que vivían juntos como casados, y a los que no vivían juntos como solteros (si nunca se habían casado) o como divorciados.

El marido trabajaba en el negocio familiar (de la familia de ella), ya fuera en la agricultura o lo que fuera, para pagar a su esposa. Si no ayudaba lo suficiente a los ojos del padre, podía ser expulsado de la casa y de la familia, y el matrimonio se acabaría. Para los que se quedaban casados, en última instancia, el marido volvía a la casa de su padre, trayendo consigo a su esposa y su familia. Entonces construiría una casa en el recinto de su padre para él y su familia. Cuando su padre muriera, heredaría la tierra y otros bienes de su padre.

Aunque las mujeres eran muy importantes en la sociedad maya, porque tenían los hijos, era igualmente importante para cada familia tener al menos un hijo, y se fomentaba que hubiera más de un hijo. Si no tenías hijos, una hija estaba a merced de los padres de su marido hasta que tuviera hijos propios. Se podría pensar que en estas condiciones algunas mujeres jóvenes preferirían permanecer solteras, pero como decíamos anteriormente, a las mujeres en edad fértil no se les permitía permanecer solteras. 

Los granjeros mayas

La mayoría de los antiguos mayas eran agricultores. Eran muy buenos agricultores y cultivaban más alimentos de los que necesitaban. Este alimento extra se llamaba excedente de cultivos. El excedente se almacenaba en almacenes en cada ciudad-estado para ser utilizado para el comercio y para alimentar a las personas que lo necesitaban.

La mayoría de los caminos fueron construidos por mano de obra esclava. Cuando los granjeros no estaban cultivando, ayudaban a construir los maravillosos templos y haciendas de los nobles, y otros edificios de la ciudad.

Las mujeres de las granjas ayudaban en los campos en la época de la siembra y la cosecha. La mayor parte de su tiempo lo dedicaban a cocinar, limpiar y coser. Las mujeres llevaban los productos al mercado para cambiarlos por otros, y los llevaban en cestas que portaban sobre sus cabezas.

Los hombres y los niños comenzaban a trabajar en los campos al amanecer y no llegaban a casa antes de la tarde. Sus esposas y madres tenían el agua lista para el baño de la tarde, y esto era clave ya que los mayas eran gente muy limpia. El baño era parte fundamental de su vida diaria. Después de su baño, los hombres tenían tiempo para hacer herramientas y estar con sus hijos.

Los granjeros y sus familias trabajaban muy duro y tenían días libres para asistir a festivales religiosos y celebraciones familiares.

Artesanos

Los artesanos vivían en las ciudades y estaban un escalón por encima de los agricultores, pero aún se les consideraba plebeyos o campesinos.

Los artesanos trabajaban muy duro, pero no tanto como los agricultores. Por un lado, los artesanos no tenían que pagar impuestos. A los artesanos se les daba materia prima para hacer sus artesanías, junto con una casa, ropa, comida y otras necesidades para sus familias. Pagaban por estas cosas con sus artesanías y normalmente trabajaban para un noble.

Los artesanos hacían joyas y tallaban pequeñas estatuas en jade, cobre, piedra, oro, plata, hueso y arcilla. Hicieron las más increíbles cerámicas, cestas y tallas en piedra, además de armas y escudos de piedra y conchas.

Los tejedores trabajaban con telas de colores usando algodón y cáñamo teñidos. Los diseños eran geométricos, animales, florales y humanos. Algunos artesanos usaban esta tela para hacer ropa y mantas. Los bordados se añadían para hacer las prendas aún más coloridas y atractivas.

Los mayas no sólo eran un pueblo extremadamente inteligente, sino que también poseían una gran sensibilidad artística.

Guerreros

Algunos de los guerreros eran en realidad más poderosos que los nobles a los que servían

Los líderes de los guerreros de cada ciudad podían trabajar con los sacerdotes de la ciudad para determinar si se necesitaban más cautivos para los sacrificios.

Los guerreros pasaban la vida entrenándose, algo que era muy importante, porque las ciudades mayas estaban a menudo en guerra entre sí. Algunos expertos afirman que siempre estaban en guerra.

Los Mayas no usaban armas de metal. Tenían armas de piedra, de obsidiana y armas hechas de madera y conchas. También llevaban escudos.

Los guerreros luchaban en las batallas sólo durante el día, puesto que era costumbre cuando las ciudades mayas entraban en guerra, es decir, que se llamaba a una paz temporal cada noche. La batalla continuaba, día tras día, hasta que el líder de un ejército era herido o muerto. Una vez que eso ocurría, el ejército sin líder se iba a casa dejando a los cautivos y a sus muertos atrás.

Los perdedores tenían que pagar un tributo a los ganadores. Esto era negociado y podía ser cualquier cosa, incluyendo bienes, personas, textiles, oro, plata, cobre y sal.

Curiosidades del pueblo maya

  • Aunque la civilización del pueblo maya ha disminuido, su idioma y su cultura siguen presentes en la mayoría de las zonas rurales de México y Guatemala.
  • De hecho, todavía hay unos 7 millones de mayas que viven en la Península de Yucatán y sus alrededores.
  • Algunos lingüistas creen que la palabra «tiburón» tiene sus raíces en el pueblo maya.
  • El pueblo maya quería que sus hijos fueran como los nobles.
  • El pueblo Maya solía llamar a sus hijos según el día en que nacían. Cada día del año tenía un nombre específico para niño y niña.
  • El pueblo Maya hizo muchos progresos en medicina. Cosían las heridas usando pelo humano y empastes en dientes.
  • Los antiguos mayas solían sacrificar seres humanos en sus rituales religiosos. Colocaban al individuo sacrificado en una mesa redonda en el templo destinado al sacrificio. Luego le sacaban el corazón y lo quemaban, luego cortaban la cabeza de la víctima y la arrojaban porlas escaleras del templo.
  • Prisioneros, esclavos y demás eran preparados para el sacrificio, pintándolos de azul y a veces incluso los torturaban. Luego eran llevados a la cima de una de las pirámides. Una vez allí, se les disparaba una lluvia de flechas, o bien el sacerdote del templo les arrancaba el corazón del pecho. 
  • Sin contar a los babilonios, la civilización maya fue quizás la primera civilización en usar el número cero en operaciones matemáticas. 
  • El pueblo maya dominaba la escritura. Tenían uno de los sistemas de escritura más sofisticados de todas las civilizaciones antiguas. Los Mayas registraban casi todo lo que encontraban en su camino, incluyendo sus edificios antiguos.

El arte de los mayas

El estilo distintivo del arte Maya que se desarrolló durante el período Preclásico (1500 A.C. a 250 D.C.) tiene influencias directas de la civilización Olmeca. Otras civilizaciones mesoamericanas, incluyendo Teotihuacán y los toltecas, dieron de beber al arte maya, que alcanzó su cenit durante el período clásico de la civilización (del 200 d.C. al 900 d.C.). Los mayas son bien conocidos por su uso del jade, la obsidiana y el estuco.

Muchas piezas de arte Maya son de naturaleza espiritual, diseñadas para apaciguar o conseguir el favor de los dioses, de hecho, la mayor parte del arte Maya que sobrevive hoy en día es en forma de objetos funerarios y de rituales. Los Mayas no tenían herramientas de metal o ruedas de alfarero, sin embargo se las arreglaron para crear piezas de arte muy detalladas y hermosas. La mayoría del arte maya representa a dioses, grandes gobernantes, héroes legendarios, escenas religiosas y, ocasionalmente, la vida cotidiana. El enfoque de las piezas de arte maya se centra en las figuras humanas (ya sean dioses o mortales). Los animales y los diseños estilizados se usaban como decoración en la cerámica y otros objetos. La escritura maya, que podría considerarse una forma de arte en sí misma, aparece en la mayoría de las estatuas y tallas. El arte maya toma muchas formas, desde pequeños trozos de obsidiana tallada hasta pirámides gigantes. El dominio de la religión Maya puede verse a través de todas estas formas de arte; la mayoría de los objetos tienen un propósito espiritual o religioso.

El arte de los Mayas, como el de toda civilización, es un reflejo de su estilo de vida y su cultura. El arte se componía de delineación y pintura sobre papel y yeso, tallas en madera y piedra, modelos de arcilla y estuco, y figuritas de terracota hechas con moldes. El proceso técnico de la elaboración de los metales también estaba muy desarrollado. Muchas de las inscripciones y pinturas y edificios de la arquitectura maya fueron encargados por los reyes mayas para conmemorarse a sí mismos y asegurarse un lugar en la historia. El tema predominante de su arte no son los sacerdotes anónimos y los dioses sin nombre, sino los hombres y mujeres de poder que sirven para recrear la historia del pueblo. Las obras son un reflejo de la sociedad y la interacción con la gente de su entorno.

Una de las mayores muestras de la habilidad artística y la cultura maya es la escalera jeroglífica ubicada en Copán. La escalera es un complejo iconográfico compuesto de estatuas, figuras y rampas, además de la escalera central que reúne muchos elementos de la sociedad maya. También hay un altar presente, así como muchas referencias pictóricas al sacrificio y a sus dioses. Sin embargo, más importante que todas las imágenes capturadas en este monumento es la historia de la ascendencia real representada en los jeroglíficos y en varias estatuas. La figura de un cautivo sentado también es representativa de la sociedad maya, ya que representa a alguien en el proceso de una ceremonia de derramamiento de sangre, que incluía el acceso a la realeza. Esta figura es de alto rango, como lo demuestran sus grandes y valiosos pendientes y la tela de las ropas que porta en su cadera. El cuello de soga que normalmente marcaría a este hombre como cautivo, revela que está involucrado en un rito de sangre. Sus genitales están expuestos ya que está a punto de extraer sangre para la ceremonia.

Uno de los temas más comunes pintados en los jarrones mayas es la audiencia real. El ahau, sentado característicamente con las piernas dobladas, recibe a los visitantes. A veces los nombres del ahau y sus visitantes se dan en glifos. Lo más interesante son los detalles: estilos de ropa y patrones decorativos, pintura de caras, máscaras usadas, gestos realizados y así sucesivamente. Muchos jarrones muestran jarrones también, así como indican el estilo de la decoración interior con sus cortinas, almohadas y tronos. A menudo el ahau que recibe a los visitantes lleva un sombrero de turbante cónico con una gran flor delante y plumas de quetzal detrás; a veces un colibrí o un pez se adhiere a la parte delantera de esa gran flor.

Cerámica

Muchos ejemplos de cerámica maya sobreviven hoy en día. Junto con las vasijas de arcilla, los Mayas crearon muchas figuras de barro de humanos y animales. Se han encontrado en sitios mayas varios ejemplos de la técnica de los frescos de Teotihuacán de aplicar pintura a una superficie de arcilla húmeda, lo que demuestra la influencia que tuvo la civilización en el arte maya. La mayoría de las piezas de cerámica estaban decoradas con imágenes de humanos, animales o criaturas mitológicas, y muchas figuras de arcilla representaban a humanos y dioses. Estas fueron hechas con moldes y a mano y muchas de ellas fueron enterradas con los gobernantes, de esta forma es como han sobrevivido hasta el día de hoy.

Escultura

Los mayas crearon un gran número de esculturas, muchas de las cuales pueden ser vistas en sitios y museos mayas. Una forma común de escultura maya era las estelas. Estas eran grandes losas de piedra cubiertas con tallas y muchas de ellas representaban a los gobernantes de las ciudades en las que se encontraban, en cambio otras, representaban a los dioses. Las estelas casi siempre contenían escritos, que han sido fundamentales para determinar el significado y la historia de los sitios mayas. Otras tallas en piedra incluyen figurillas, similares a las de barro descritas anteriormente, y dinteles de piedra que muestran escenas de sacrificios de sangre. Los Mayas usaban una gran cantidad de jade en su arte, por lo que muchas tallas de piedra tenían incrustaciones de jade, y también había objetos rituales creados con este material precioso. Es notable que los Mayas, que no tenían herramientas de metal, crearan tan complejos y hermosos objetos de jade, un material muy duro y denso. Un excelente ejemplo es la máscara mortuoria de K’inich Janaab’ Pakal Pakal, gobernante de Palenque. 

cultura maya

Una máscara de tamaño real creada para su cadáver que tenía la «piel» hecha de jade y los «ojos» hechos de nácar y obsidiana.

Pintura

Debido al clima húmedo de América Central, pocas pinturas mayas han sobrevivido hasta el día de hoy. Algunos murales han sido descubiertos en Bonampak, ya que las pinturas de Bonampak se conservaron porque una capa de carbonato de calcio cubrió las pinturas, evitando que la humedad las destruyera. Los murales, que datan de 790, muestran escenas de la nobleza, batallas y sacrificios. En San Bartolo, los murales fueron descubiertos en 2001. Estas pinturas datan del 100 d.C., y son algunas de las pinturas mayas más antiguas descubiertas. Estas pinturas, que representan el mito del dios del maíz, hicieron que los estudiosos se dieran cuenta de que el mito era todavía más antiguo de lo que se creía.

La arquitectura maya

La civilización Maya es famosa por su arquitectura. Muchas ciudades-estado construyeron grandes palacios, pirámides y otros edificios públicos que aún se mantienen en pie hoy en día. Los edificios estaban cubiertos con tallas y estatuas para honrar a sus dioses así como para conmemorar a sus reyes. Las estructuras mayas más famosas jamás construidas fueron:

Chichén Itzá (México)

La gran pirámide de El Castillo o más conocida como templo de Kukulkán es el punto culminante de la que podría ser la ciudad maya más famosa de todas. Cerca de la popular ciudad turística de Cancún, Chichén Itzá es una de las ruinas mayas más concurridas e impresionantes que jamás se hayan construido. 

cultura maya

El nombre «Chichén-Itzá» se traduce como «Al borde del pozo de Itzaes«. Es el nombre dado a un pueblo mexicano fundado en el período clásico cerca de cuevas naturales conocidas como Cenotes y Chenes. Las cavidades de los cenotes ayudaron a los habitantes del pueblo a explotar las aguas subterráneas de la zona.

La ciudad se desarrolló en torno a un sector denominado Chichén Viejo que ya contaba con una serie de monumentos como el convento, Akab Dzib, Chichan Chob, el templo del ciervo y el templo de los paneles.

La mayoría de los monumentos de la ciudad fueron construidos entre los siglos VI y X., y presentan el estilo maya tan característico de la zona norte y sur de las colinas Puuc.

El segundo asentamiento de Chichén Itzá es el que los historiadores consideran más importante, ya que se corresponde con la migración de los guerreros toltecas desde la meseta mexicana hacia el sur en el siglo X. El relato más común de la historia de la ciudad cuenta que Ce Acatl Topiltzin Quetzalcoatl, el Rey de Tula, gobernó la ciudad entre 967 y 987 d.C. y los mayas lo llamaron Kukulkán.

Después de que la Península de Yucatán fuera conquistada por los mayas, un nuevo estilo surgió, mezclando las tradiciones mayas y toltecas. La ciudad de Chichén Itzá es una clara ilustración de la fusión de las 2 culturas. 

Tulum (México)

Las ruinas de los acantilados de Tulum resplandecen sobre el fondo de las aguas cristalinas de la Península de Yucatán. 

Palenque (México)

cultura maya

Uno de los muchos sitios mayas que parecen brotar literalmente de una espesa selva tropical, Palenque es a menudo descrito como «exquisito», no menos importante por el hecho de que es uno de los menos excavados. Este santuario es tan exótico como parece, con su fabuloso escenario e imponentes templos elevados que se combinan para hacer de esta estructura Maya posiblemente la mejor de México hasta la fecha.

Uxmal (México)

Uxmal, que figura en la lista de la UNESCO (al igual que las dos anteriores), era una ciudad impresionante en la que vivían unas 25.000 personas. Construida alrededor de la impresionante Pirámide del Adivino, Uxmal muestra algunas de las más artísticas tallas mayas jamás descubiertas.

Tikal (Guatemala)

A menudo considerada la «madre de todos los sitios mayas», Tikal es uno de los mayores sitios arqueológicos mayas jamás encontrados. Tikal estuvo habitada durante casi toda la duración de la antigua civilización Maya y las complejidades de su Gran Plaza han sido objeto de mucha investigación por parte de los expertos durante décadas. 

Calakmul (México)

Calakmul tiene la pirámide ceremonial más grande de su tipo jamás encontrada, es por ello que su arquitectura está entre las más importantes de la cultura maya. 

cultura maya

Copan (Honduras)

No es el más grande ni el más remoto, pero algunos dirían que es el más fascinante de los sitios por descubrir, Copán se jacta de tener algunos de los pilares y estructuras más ampliamente tallados de todos. 

Lamanai (Belice)

Enormes máscaras talladas en paredes de piedra caliza, majestuosos templos y una abundante vida salvaje hacen de Lamanai el perfecto todoterreno. Con mucho, la mayor y más estudiada ruina maya de todo Belice, Lamanai también disfruta de uno de los escenarios más espectaculares de todos, a orillas de una exuberante laguna y enmarcada por una verde selva tropical.

Yaxchilán (México)

Uno de los sitios menos conocidos de todos, Yaxchilán solo es accesible en barco a lo largo del río que separa México de Guatemala, es el único lugar del que podrás disfrutar tú solo. 

cultura maya

Aportaciones de los mayas a la sociedad

Como hemos mencionado anteriormente, la antigua civilización maya existió en la actual América Central desde el año 2600 a.C. hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI. Como parte de la cultura mesoamericana, que incluía varias tribus indígenas de la región, los mayas hicieron importantes descubrimientos en las áreas de la ciencia y la cosmología que les permitieron crear un complejo sistema de calendarios. Fueron talentosos diseñadores y arquitectos, pues construyeron grandes estructuras incluyendo residencias reales, observatorios galácticos, pirámides santuario, calles rectas y canales. 

Aquí os mostraremos varios de los logros más importantes alcanzados por la antigua civilización Maya en diferentes campos como la ciencia espacial, la aritmética, el diseño, la construcción y la escritura:

Astronomía

Los mayas estudiaron los cuerpos celestes y registraron información sobre el desarrollo del sol, la luna, Venus y las estrellas. A pesar de que sólo había 365 días en el año Haab, sabían que un año era un poco más largo que 365 días, calculando que eran 365,2420 días (la verdadera aproximación es 365,2422). Esto es más preciso que la estimación de 365,2425 que utiliza el calendario Gregoriano, lo que significa que el calendario Maya era más preciso que el nuestro. Los astrónomos mayas calcularon que 81 meses lunares constituían 2.392 días. Esto sitúa la longitud del mes lunar en 29.5308 días, sorprendentemente cerca de la estimación moderna de 29.53059 días. También calcularon el ciclo de 584 días de Venus con una ligera diferencia de sólo dos horas. Los Mayas estudiaron Júpiter, Marte y Mercurio y registraron información celestial como el oscurecimiento, o la trayectoria de un planeta frente al otro. Los astrónomos mayas eran muy precisos y estaban muy por delante de sus homólogos europeos.

Campos de pelota

Los mayas amaban sus juegos, y tenían campos de pelota en cada ciudad, como los estadios actuales. Los juegos tenían un significado extraordinario para los Mayas y se jugaban frecuentemente durante las celebraciones religiosas, que duraban hasta 20 días. Los campos estaban situados al pie de los santuarios para rendir homenaje a los dioses y diosas.

Los campos de juego de pelota eran bastantes amplios, cada uno tenía un aro de piedra construido a los lados del campo, colocados como línea divisoria. Los Mayas amaban un juego particular llamado pok-a-tok, cuyo objetivo era pasar una pelota elástica a través del aro usando sólo la cadera, los hombros o los brazos. Los vencedores normalmente ganaban las pertenencias de los miembros del lado perdedor. 

Chocolate

Los antiguos mayas fueron los primeros en descubrir los muchos usos del grano de cacao entre el 250 y el 900 d.C. Mezclaron el grano de cacao con pimienta y harina de maíz para hacer una bebida de chocolate caliente. El azúcar era rara en esos días, lo cual era una bendición considerando que esto les hubiera traído problemas de salud dental y no es el caso. Como consecuencia, los Mayas no sufrían de enfermedades relacionadas con el azúcar como la diabetes o la obesidad. 

Los granos de cacao también se usaban como pegamento al hervirlos y mezclarlos con diferentes bases, e incluso se consideraban lo suficientemente valiosos como para ser usados como moneda.

Drogas alucinógenas

Los mayas se enorgullecían de sus costumbres y tradiciones. Cada ocasión era celebrada de una manera grandiosa, y la gente con poderes especiales conocidos como chamanes realizaban rituales para los dioses. Los chamanes tomaban drogas estimulantes para inducir estados de trance durante estos rituales para entrar en contacto con el mundo espiritual. Estas sustancias afectaban al cuerpo de tal manera que no se sentía dolor y se aumentaba la energía. Varias de estas sustancias se han utilizado posteriormente como alivio del dolor en la medicina moderna.

La ley y el orden

En el Imperio Maya, las leyes se estandarizaron en todos los estados y se aplicaron a todos los niveles de la sociedad. Si alguien rompía la ley, iba a los tribunales donde se aplicaban los castigos de acuerdo con el crimen. Las víctimas de robo se involucraban personalmente en el proceso de justicia.

El asesinato era poco común porque el castigo era muy extremo. Si alguien era encontrado culpable de asesinato, se enfrentaría a la ejecución y a la reparación del dolor de la familia de la víctima en términos de bienes o tierras. A las familias se les podía conceder una casa, bienes, ganado o tierra, lo que podía dejar a toda la familia del asesino sin un lugar donde vivir como consecuencia de un veredicto de culpabilidad.

Matemáticas

Los mayas tenían un sistema numérico extremadamente preciso. Sólo tenía tres símbolos: 0 (forma de concha), 1 (un punto) y 5 (una barra). 

Utilizaban estos tres símbolos para expresar los números del 0 al 19; los números después del 19 se componían verticalmente en grupos de 20, utilizando marcadores de posición. Los mayas, por lo tanto, usaban un 20 base o sistema de numeración vigesimal. El uso de marcadores de posición y el 0 hicieron que este sistema fuera muy similar al que usamos hoy en día. Igualmente fascinante es que los Mayas habían incorporado el concepto de 0 en su sistema de numeración para el 36 a.C.

Aunque no se les conocía principalmente por sus avances en la ciencia, tenían un conocimiento práctico de ella, y un gran número de sus fechas y estimaciones son sorprendentemente exactas.

El Calendario Maya

El famoso calendario maya se basaba en un sistema de fechas utilizado en las sociedades mesoamericanas. Sin embargo, fueron los Mayas quienes estandarizaron este sistema en un calendario moderno. El calendario maya utiliza tres marcos de fechas distintivos: el Tzolkin (calendario divino), el Haab (calendario común) y el de la Cuenta Larga

El Tzolkin une un ciclo de 20 días nombrados con otro ciclo de 13 números para obtener 260 días distintos. Hay algunas hipótesis para el Tzolkin de 260 días, incluyendo que se basa en la línea de tiempo del crecimiento humano, el sistema agrario del distrito y el posicionamiento del planeta Venus. 

El Haab era el calendario basado en el sol con 365 días. Estaba compuesto por un año y medio con 20 días en cada mes, y cinco días adicionales que se conocían como Wayeb y se consideraban como un tiempo peligroso.

La Cuenta Larga era un calendario no repetitivo que comenzaba desde el principio del período maya.

Sistema de escritura maya

De todos los antiguos americanos, los mayas inventaron la forma más avanzada de escritura, conocida como «glifos». Los glifos se utilizan para describir o representar una palabra, un sonido o incluso una sílaba a través de imágenes o símbolos. La historia sugiere que los Mayas usaban alrededor de 700 glifos diferentes, y sorprendentemente el 80 por ciento de la lengua se sigue entendiendo hoy en día.

Los Mayas eran conscientes de su historia y sus logros, así que escribían todo el tiempo sobre ellos en pilares, paredes y grandes losas de piedra. También escribieron libros sobre casi todo, como los dioses, la vida diaria, sus líderes y más. Estos libros estaban hechos de corteza y se doblaban como un abanico. Desafortunadamente, muchos de los libros fueron destruidos ya que los españoles asumieron que representaban al diablo y a los demonios, pero por suerte, algunos de ellos han sobrevivido.

cultura maya

La palabra escrita, conocida como la escritura maya, es aceptada como el sistema de escritura más completo de Mesoamérica, y mucha de la historia maya fue registrada de esta manera. Investigaciones recientes han demostrado que estos grabados se pueden datar en el siglo III a.C. Esto haría de los Mayas los creadores de la escritura en Mesoamérica, y una de las tres civilizaciones antiguas conocidas donde la escritura creció de forma autónoma, siendo las otras China y Mesopotamia.

Caucho

Los mayas tenían un extraño pero efectivo enfoque de la agricultura. Esto incluía el «sistema de tala y quema», campos elevados, terrazas, cultivos concentrados, silvicultura y tierras de barbecho. Los alimentos básicos de la dieta maya eran el maíz, los frijoles y las calabazas. Los cultivos también incluían el amaranto, los pimientos guisados de frijol, las batatas, la mandioca, el tabaco, la chaya, el algodón, el cacao, la vainilla y, por supuesto, el látex.

Los expertos han encontrado que los mayas sabían cómo hacer caucho bastante tiempo antes de que Charles Goodyear, el gigante de los neumáticos, estableciera firmemente el material a mediados del siglo XIX. Junto con otras sociedades mesoamericanas, los mayas hacían gomas de látex y las mezclaban con otras sustancias vegetales para hacer artículos elásticos con distintas propiedades, incluyendo pelotas de pok-a-tok.

Lo Mayas sacaban el látex de los árboles y lo mezclaban con el jugo de las vides para hacer elásticos. El primer uso del elástico en Mesoamérica se ha datado en el 1600 a.C., muchos siglos antes de que se inventara la vulcanización

Los mayas todavía viven en una región muy similar a la de sus antepasados, desde el norte de Yucatán hasta Honduras. La idea de que los mayas se extinguieron porque sus tierras fueron invadidas y conquistadas es inexacta, como lo demuestran los más de seis millones de mayas que aún conservan las costumbres y la cultura de sus antepasados. A pesar de que la zona fue cristianizada en el siglo XVI d.C., las viejas costumbres aún pueden verse en una mezcla de catolicismo europeo y tradición maya que florece hoy en día.

Declive de la civilización maya

Las ruinas mayas de Tikal están escondidas en las profundidades de la selva tropical de Guatemala. Las tallas de piedra están curtidas por el clima. Grandes plazas están cubiertas de musgo y gigantescos embalses son engullidos por la selva. Los únicos habitantes son los animales salvajes y las aves.

Pero hace 1.200 años, Tikal era una de las principales ciudades de vasto y glorioso imperio maya que se extendía a través de gran parte de lo que hoy es el sur de México, Belice y Guatemala. Tikal fue el hogar de unas 100.000 personas. Las granjas y los campos se extendían más allá de lo que la vista pudiera llegar a atisbar. 

cultura maya

Los mayas prosperaron durante casi 2.000 años sin el uso de la rueda o herramientas de metal, pero en el siglo IX, el mundo Maya llegó a su fin tal y como lo conocemos hoy día. Muchos de los grandes centros urbanos como Tikal se quedaron desiertos, la ciudad fue abandonada para siempre, y la civilización Maya nunca se recuperó. Sólo una fracción del pueblo maya sobrevivió para enfrentarse a los conquistadores españoles en el siglo XVI.

Durante décadas, los arqueólogos han buscado una explicación al colapso maya. Se han propuesto muchas teorías, que van desde la guerra y la invasión a la migración, la enfermedad y la sobreexplotación agrícola. Muchos piensan que la verdad puede estar en una combinación de estos factores.

Pero ninguna de las teorías convencionales fue lo suficientemente buena para Dick Gill. Él creía que lo que había devastado a los Mayas era la sequía. Sin embargo, señalar a la sequía como la única explicación del colapso maya fue muy controvertido. Encontrar a alguien como Dick Gill es muy inusual ya que sin tener grandes conocimientos en historia y arqueología, presentó una nueva y audaz teoría que explicaba el colapso de la civilización maya, de hecho, cuando empezó a buscar pistas, él era en realidad un banquero.

Su aventura amorosa con el pueblo maya comenzó en 1968 cuando visitó Chichén Itzá en el sur de México durante sus vacaciones. Las ruinas mayas, dice, realmente lo conmovieron y eso le llevó a conseguir resolver el enigma del declive maya, pero aún tenía una carrera bancaria que seguir.

A principios de los años 80, el destino intervino con una crisis bancaria en Texas. El banco familiar se derrumbó, y Gill se quedó de repente sin trabajo y libre para seguir su sueño. Fue a la universidad para estudiar antropología y arqueología.

Su comprensión de lo que podría haber causado el colapso maya vino en forma de recuerdo, fue una explicación que no vino de los libros y el estudio, sino directamente de su propia infancia. Gill recordó las devastadoras sequías en Texas en los años 50, cuando las tierras de cultivo se secaron y comenzaron a producirse grandes incendios. Los días calurosos y soleados parecían interminables, y en su cabeza quedó una idea, una comprensión emocional sobre el gran poder de la sequía.

Estaba seguro de que los mayas se habían enfrentado a una enorme sequía, pero no tenía pruebas que respaldaran su teoría, así que se puso a buscar pistas. Una de las primeras personas a las que acudió fue el arqueólogo Dr. Fred Valdez.

Valdez, de la Universidad de Texas, trabajó en las profundidades de las selvas de Belice y contó las granjas mayas para estimar la población total probable. Al analizar varios fragmentos de cerámica, supo hasta cuando la zona había estado ocupada y sorprendentemente su trabajo le llevó a conoceruna verdad dramática, que millones de personas habían muerto repentinamente en el imperio maya. Gill sabía que pocos factores podrían explicar esto, pero que sin duda alguna, uno de ellos era la sequía.

A los ojos de Gill, esto fortalecía su teoría, pero aún así necesitaba pruebas directas. Era hora de buscar en los archivos. Los registros nacionales de la Ciudad de México revelaron que, a principios del siglo XX, hubo una sequía en la región Maya que duró tres años. Esto demostraba y era una prueba irrefutable de que una sequía podría haber azotado fuertemente esta región.

Luego se topó con registros coloniales más antiguos de las autoridades españolas en la provincia mexicana de Yucatán, que relataban repetidas sequías. «Encontré esta petición de ayuda», dice. «Las cosechas habían sido muy malas en el año 1795, se estaban quedando sin grano y temían que las terribles muertes que habían visto tan a menudo en el pasado se repitieran de nuevo, así que pidieron ayuda.

cultura maya

Gill tenía ahora pruebas de sequías devastadoras en el pasado, pero no en el siglo IX. Entonces descubrió una extraordinaria coincidencia, y es que había estudiado cientos de artículos sobre meteorología antes de encontrarse con uno titulado «Dendrocronología, balance de masa y fluctuaciones del frente de los glaciares en el norte de Suecia».

 

Una ola de frío polar asolaba el norte de Europa justo en el momento del colapso de los Mayas, pero ¿cuál podría ser el vínculo? Gill volvió a los registros meteorológicos, y encontró que uno de los sistemas de alta presión en el Atlántico Norte se había movido hacia América Central a principios del siglo XX. Esta fue una época de sequía en las zonas mayas y de frío extremo en el norte de Europa.

Aunque las pruebas circunstanciales eran cada vez más fuertes, Gill todavía no tenía pruebas directas de una sequía devastadora en las zonas mayas en el siglo IX. Finalmente obtuvo esa evidencia cuando un equipo de la Universidad de Florida visitó el Lago Chichancanab en la región de Yucatán en México.

El equipo se interesó por los climas del pasado y los midió tomando núcleos de lodo del fondo del lago. El barro se había acumulado allí a lo largo de miles de años, y cuanto más profundo era el barro, más viejas eran las cáscaras y semillas que contenía.

De vuelta a sus laboratorios en Gainesville, observaron pequeñas conchas de cada parte del núcleo, y en particular los dos tipos de oxígeno encerrados en ellas, pesado y ligero.

Las superficies de las conchas de las épocas de altas precipitaciones están dominadas por el oxígeno ligero. La mayor parte del oxígeno pesado significa que el agua del lago se estaba evaporando en ese momento. Un núcleo del siglo IX mostró un excepcional aumento del oxígeno pesado, lo que indica que fue la época más seca de la región en 7.000 años.

Aquí estaba por fin la prueba definitiva que Gill había estado buscando: una sequía fortísima en el momento del colapso de los Mayas. Su búsqueda había terminado, pero había sido un gran viaje de conocimiento y descubrimiento.

Hay una cierta satisfacción por saber que finalmente he entendido lo que le pasó a los Mayas, pero como ser humano es horrible pensar en lo que pasó», dice.