Saltar al contenido

Cultura Tiahuanaco

Cultura Tiahuanaco

Una civilización que sorprende y asombra a partes iguales

En esta nueva entrega te hablaremos un poco sobre la cultura arqueológica que se asentó en el territorio que hoy en día corresponde a Bolivia, Argentina, Perú y Chile. A su vez, la cultura Tiahuanaco es conocida por la elaboración de varias estructuras en las cuales llevaban a cabo ceremonias religiosas bastante complejas, lo cual nos dice que eran personas con mucha fe.

Por otro lado, con respecto a su arquitectura y escultura, resalta una iconografía muy bien estandarizada; lo cual sugiere el desarrollo de sofisticados sistemas de pensamiento e ideas que eran difundidos a través de objetos fabricados con cerámica.

Cabe destacar que los primeros restos arqueológicos de la cultura Tiahuanaco fueron descubiertos por el cronista español llamado Pedro Cieza de León a mediados del siglo XVI. A partir de aquí, muchos otros arqueólogos se vieron atraídos por saber más acerca de esta interesante civilización. Incluso hoy en día continúan las investigaciones por parte de especialistas en el tema, para seguir buscando evidencia de la civilización Tiahuanaco.

Inicios de la civilización Tiahuanaco

Actualmente, gracias a los hallazgos del arqueólogo Carlos Ponce Sanguinés, se sabe que la cultura Tiahuanaco se estableció en un principio a las orillas del famoso lago Titicaca; donde tuvieron su centro principal a mediados del año 1580 a. C. Luego, debido al carácter expansivo de sus habitantes, Tiahuanaco  logró abarcar parte de lo que hoy se conoce como Bolivia y Perú.

Otro dato importante es que a principios del año 1500 antes de Cristo, el pueblo Tihuanacota compartió territorio con las culturas Wankari y Chiripa, que se encontraban relativamente cerca.

Períodos de la cultura Tiahuanaco

  • Período aldeano: este período abarcó desde 1580 antes de Cristo hasta 45 después de Cristo; y se caracteriza por la construcción de casas rectangulares y techadas, con cimientos de piedra y paredes de adobe. A su vez, no se encontraron vestigios de estructuras religiosas; ni tampoco se ha comprobado que para este momento los tiahuanacotas hayan establecido clases sociales. También se conoce que en esta época los tiahuanacotas cultivaban la coca y su economía se basaba en el cultivo de papa.
  • Período urbano (45 d. C – 700 d. C): ya para este momento, Tiahuanaco se convirtió en una cultura dedicada a la celebración de ceremonias religiosas de gran envergadura. De hecho, contaban con dos centros o mini ciudades muy importantes, llamados Akanapa y Puma Punko.
  • Período imperial (700 d. C- 1187 d. C): ahora en este período, la civilización tiahuanacota decide extender su poderío sobre el altiplano y la sierra; debido a que comenzaron a elaborar artilugios de bronce (sobre todo para la guerra) que les permitió tener una ventaja militar importante.

Características de la civilización Tiahuanacota

Con respecto a la organización política de esta civilización, podemos afirmar que era de tipo teocrático; es decir, que no se basaban en el uso de la fuerza militar para conquistar nuevos territorios.

Ahora, en cuanto a su economía, los tiahuanacotas llevaban a cabo actividades agrícolas, ganaderas y artesanales; sin embargo, hoy en día no se ha podido estimar la capacidad de producción de esta civilización. Por otro lado, también se sabe que los tiahuanacotas eran expertos en la confección textil de alta calidad, debido al conocimiento que poseían en el manejo de grandes rebaños.

Hablando un poco del ámbito religioso de los tiahuanacotas, estos veneraban a su dios principal, llamado “Wiracocha”. De hecho, actualmente sigue en pie un monumento hecho por los tiahuanacotas llamado la “Puerta del Sol”, el cual tiene la figura celestial tallada a la perfección. A su vez, siguiendo el ámbito de la religión, hay que mencionar que los tiahuanacotas también realizaban sacrificios humanos para mantener contentos a los dioses.

¡Esto ha sido todo! Si te ha gustado la información, te invitamos a que la compartas con todos tus amigos, para que se maravillen con la cultura Tiahuanaco.