Ricardo Peñalver GarcíaSoy licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza. Finalicé mis estudios de doctorado en la Universidad de Viena, tras un año investigando en el Institut Für Kunstgeschichte gracias a una beca ERASMUS.

Tras haber trabajado en numerosos sectores y empresas del ámbito cultural o de la comunicación, y después de cuatro años en el gabinete de la consejería de salud del Gobierno de Aragón, tras 4 años de trabajo como consultor y formador en redes sociales, diseño web, marketing digital y tecnologías de la información aplicadas a la administración pública, me incorporé a la empresa esPublico como consultor de proyectos en el departamento de calidad.
El arte siempre ha sido siempre una de mis pasiones y aficiones y aunque no me dedique profesionalmente a ello soy consciente de que condiciona mi forma de entender y percibir el mundo.
Desde pequeño mi principal afición ha sido la informática y todo lo relacionado con las nuevas tecnologías y el diseño web. Además de participar en el diseño y edición de Finikito.com, dedico mi tiempo laboral a la administración electrónica, el diseño web, el posicionamiento y las redes sociales, tanto al aspecto de consultoría como al de formación.
Con este blog de arte no pretendo replicar ni repetir los que considero son los principales errores de la disciplina de la Historia del Arte, que con sus tecnicismos y constantes referencias eruditas a la hora de divulgar la información sobre el mundo del arte, se olvida de hacerlo atractivo para los ciudadanos que quieran disfrutar de una obra de arte.
Pienso que el arte tiene la capacidad de asombrar y conmover pero no a través de clasificaciones estilísticas, nomenclaturas o referencias a la historia del Arte Universal, sino a través de un lenguaje y contenidos comprensibles por cualquiera que disfrute contemplando una obra de arte.
Pensamos que se puede enseñar y divulgar el arte haciéndolo accesible a todo el mundo y hacerlo de un modo divertido, porque creemos firmemente que para apreciar el arte no hace falta memorizar nada. Basta con unos pequeños detalles y anécdotas que hagan comprender mejor la obra, a su autor, o la época y el estilo en que fue concebida.
Tuitearte es, además de nuestro proyecto empresarial y medio de vida, un escaparate desde el que queremos contar lo que es para nosotros nuestra pasión y válvula de escape de la cotidianeidad: el arte, porque somos conscientes que detrás de cada obra hay mucho más de lo que se puede ver a simple vista.

Ricardo Peñalver García