Saltar al contenido

Postimpresionismo: Características, obras y artistas más importantes

Postimpresionismo: Características, obras y artistas más importantes

En el artículo de hoy trataremos de acercar nuestro foco de atención en el postimpresionismo con el objetivo de conocer sus características más importantes, y sus obras y autores distintivos. Acompáñanos en este apasionante viaje a través de la historia del arte. ¡Comenzamos!

Origen del Postimpresionismo

El postimpresionismo emergió entre los años finales del siglo XIX y principios del XX como un conjunto de tendencias artísticas, estilos y técnicas cuya base se encontraba en el modelo impresionista previo.

El eje vertebrador del estilo postimpresionista se ubicaba en la idea de perfeccionar el estilo anterior, muy lejos del propósito de renegarlo, alejarlo o ulvidarlo.

La primera vez que se empleó el término postimpresionismo fue a través de la boca del crítico de arte británico Roger Fry Eliot (1866-1934), con el fin de catalogar las obras expuestas en las  Grafton Galleries en Londres en 1910; dentro de esa colección se incluían cuadros de Paul Cézanne, Vincent van Gogh, y de Gauguin. Junto al pintor francés Georges Serat, todos estos autores alcanzaron los más elevados puestos de representación de esta nueva tendencia artística.

Lo cierto es que todos estos artistas, junto con otros muchos, comenzaron su andadura en el mundo artístico creando obras de estilo impresionista puro; no obstante, con el tiempo y fruto de sus experiencias y viajes, comenzaron a aglutinar estilos y características concretas propios de otras tendencias y las fusionaron con el estilo impresionista, de manera que terminaron por redefinir y emplear patrones ligeramente diferentes de aquellos que componían la esencia pura del impresionismo.

la noche estrellada van gohg

Características del postimpresionismo

Es importante tener en cuenta las características de un estilo artístico concreto, pues son ellas, en gran medida, las que lo definen: en el caso particular del postimpresionismo, entre las principales podemos citar el alejamiento de la objetividad más propio del impresionismo puro: donde un impresionista trataba de mostrar un paisaje, con sus características concretas, es cierto, pero siempre tratando con respeto la visión original, en el caso del artista postimpresionista va a dejar tras de sí la huella de su propia subjetividad, su lado emocional, humano y sentimental va a desperezarse y se va a plasmar ligeramente en la obra.

Otras características importantes que definen esta tendencia artística tienen que ver con el valor fundamental qye adquiere el «color vivo» y la bidimensionalidad de la obras. Además, también es importante señalar los siguientes rasgos típicos:

  • Obras protagonizadas por temas de la vida real.
  • Superación de las tendencias artísticas del impresionismo.
  • Preponderancia de los colores vivos.
  • Gran empleo de la técnica del puntillismo por algunos pintores posimpresionistas, entre ellos Paul Signac y Georges Seurat.
  • Visión subjetiva del mundo.
  • Tendencia de experimentación de la fuerza de la imagen, el contorno de seguridad y la libertad de color.

La técnica más importante de esta época: El Puntillismo

Una de las técnicas pictóricas más extendidas por la Francia de los pintores postimpresionistas fue, sin duda, el puntillismo. Esta forma de crear arte, también conocida como Pintura de Puntos y surgida en la segun

da mitad del siglo XIX se basaba en la yuxtaposición de puntos de color según el criterio del pintor, que trataba de crear determinado efecto a ojos del observador.

La técnica del puntillismo focaliza su atencion en la manera en cómo se genera el color con el pincel, dentro de un modelo pictórico de esencia matemática en el que los colores no se mezclan, sino que están yuxtapustos.

La «revolución» del impresionismo tradicional, es decir, el replanteamiento de esa forma concreta de hacer arte trajo consigo la emergencia de diversos estilos tales como el Cubismo, el Expresionismo, el Fauvismo y el Puntilismo. Es importante tener en cuenta que el puntillismo no debe verse como un movimiento postimpresionista, sino más bien, neoimpresionista.

puntillismo

Escultura Postimpresionista

Si hablamos de escultura posimpresionista nuestras mentes vuelan y se sitúan en torno a la figura de Auguste Rodin; sin duda alguna, este artista influenciería la inmensa mayoría de la escultura postimpresionista. Los escultores de esta época lograron imprimir en sus figuras una gran armonía y un equilibrio absoluto con el ambiente.

Un nombre que sobresale por encima del resto dentro de este campo fue el de Aristide Maillol, confeso admirador de la primitiva escultura griega que solía emplear figuras femeninas como metáfora y símbolo de la victoria y a las que solía modelar dejando emerger, como protagonista, una gran emoción mezclada con sobriedad.

Artistas representativos

Dentro del ámbito pictórico, uno de los últimos y más importantes representantes de esta corriente artística fue, sin duda, Paul Cézanne (1839-1906), cuyas obras sobresalen como creaciones sólidamente estructuradas y con el empleo de abundantes formas geométricas muy sencillas, con gran respeto hacia la naturaleza y la realidad.

Una de las obsesiones que acompañaría al pintor francés a lo largo de su obra sería la necesidad de traer a la vista lo que es permanente, con mayor importancia de lo que puede ser accidental. Entre sus grandes obras cabe destacar las «naturalezas muertas» como Fruteira, Vaso y Manzanas; en este tipo de cuadros desbordó su preocupación hacia la necesidad de mostrar lo sólido y perdurable de la vida.

Otro de los autores fundamentales, sin cuya aportación artística no podríamos comprender el postimpresionismo en todo su esplendor es, sin duda alguna, Vincent Willem Van Gogh (1853-1890).

Así pues, en líneas generales, los autores más representativos de esta corriente artística fueron:

  • Paul Cézanne (1839-1906): pintor francés.
  • Paul Gauguin (1848-1903): pintor francés.
  • Georges-Pierre Seurat (1859-1891): pintor francés.
  • Vincent van Gogh (1853-1890): pintor holandés.
  • Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901): pintor francés.
  • Bertrand-Jean Redon «Odilon Redon» (1840-1916): pintor francés.
Paul Cézanne
Paul Cézanne

Obras más importantes

A continuación, mostramos las obras más reseñables de este periodo artístico, marcado por cuadros en los que los artistas se alejan de la objetividad propia del impresionismo y dejan tras de sí la huella de su propia humanidad:

  • Jugadores de tarjeta de Paul Cézanne.
  • Venecia de Claude Monet.
  • Au Moulin Rouge Toulouse-Lautrec.
  • Un domingo de verano en la Grande Jatte de Georges Seurat.
  • El circo de Georges Seurat.
  • La entrada al puerto de Marsella Paul Signac.
  • Café de la noche de Van Gogh.
  • El Cristo amarillo de Paul Gauguin.
El circo de Georges Seurat
El circo de Georges Seurat